Sí mayoritario al chapuzón en los grandes municipios

M.E
-

16 de las 20 localidades abulenses con más población han optado por poner en marcha las instalaciones municipales, aunque en toda la provincia las comunicaciones de apertura a Sanidad son un tercio de las habituales, 31 de 90

Sí mayoritario al chapuzón en los grandes municipios

En un verano totalmente atípico por la crisis sanitaria de la COVID-19, y prácticamente recién salidos del estado de alarma, muchos temían quedarse este año sin el refrescante chapuzón en las piscinas para hacer frente a las altas temperaturas que calientan las jornadas estivales.La compra de piscinas hinchables o desmontables para terrazas o jardines se disparó, en previsión de que finalmente no abrieran las piscinas municipales, pero tras la incertidumbre inicial, y una vez publicado el protocolo de la Junta con las principales recomendaciones para la apertura de estas instalaciones, muchos municipios se han tirado a la piscina, nunca mejor dicho, y se han puesto manos a la obra para conjugar la apertura del servicio con todas las medidas de seguridad establecidas para tratar de evitar contagios por el coronavirus. Así, 16 de los 20 principales municipios abulenses (atendiendo a la población) han dicho ‘sí’ al chapuzón veraniego en las piscinas, una decisión de la que ya están disfrutando vecinos y visitantes. Otros, sin embargo, han apelado a la «responsabilidad» para mantener cerradas las instalaciones. Es el caso de Arévalo, Arenas de San Pedro, Casavieja y Piedrahíta, que han preferido «primar la seguridad» a correr riesgos.
Con todo, y aunque la gran mayoría de los pueblos más grandes se han decidido a abrir sus piscinas con aforo limitado para garantizar que se cumplan las distancias de seguridad y con el refuerzo de las medidas higiénicas, entre otras pautas, otras muchas localidades no han podido o no han querido implementar el protocolo y han dicho ‘no’ a la temporada de piscina. Según los datos facilitados desde la Delegación de la Junta en Ávila este mismo viernes, el Servicio Territorial de Sanidad de la Junta de Castilla y León había recibido hasta el momento la comunicación de apertura de 31 piscinas de uso público en Ávila y provincia. Son 9 más que las registradas a mediados del mes de junio (justo antes del fin del estado de alarma), aunque la cifra se queda muy lejos de la contabilizada en la temporada anterior, cuando se pusieron en marcha unas 90 instalaciones de este tipo, la inmensa mayoría de ellas situadas en los pueblos de la provincia. De estos datos se deduce que, en estos momentos, una tercera parte de las piscinas de uso público están abiertas (o a punto de hacerlo).