No hay nuevos positivos, pero sí un ingreso

I.Camarero Jiménez
-

Tras los cinco diagnósticos de los que se dio cuenta a finales de la semana pasada, este lunes las cifras no arrojan nuevos enfermos por el virus, aunque se produce una hospitalización en el complejo abulense

Sin casos de coronavirus en Ávila - Foto: ENRIQUE LUIS

Buenas noticias –aunque con matizaciones– para empezar la semana en la actualidad sanitaria con motivo de la covid-19. Después de los tres positivos comunicados el pasado jueves y a los que siguieron otros dos el viernes, los últimos datos facilitados por la Junta de Castilla y León al respecto señalan que no ha habido ninguno más en Ávila desde entonces. La cifra de positivos  (acumulados) por covid-19 se queda por tanto en los mismos números: 2.126 y 1.780 de ellos detectados vía prueba PCR. También permanece igual la cifra de altas hospitalarias 673 y de fallecimientos en hospitales abulenses, 143. Aunque la cruz del día vino de la mano de las hospitalizaciones, que tras un par de semanas sin registros, ayer se anotó un ingreso en Ávila.
Destacar también por buena la situación en residencias de mayores, centros de personas con discapacidad y viviendas tuteladas en Castilla y León donde hay dos personas en aislamiento por síntomas compatibles con la covid-19 y otros 11 en aislamiento preventivo y asintomáticos.
En un momento de cierta calma como el actual no está demás hacer un repaso de la ocupación hospitalaria en la sanidad abulense y que tampoco es alarmante. En cuanto a la ocupación de las camas de UCI hay que tener en cuenta que de las ocho camas existentes sólo dos estaban ocupadas a fecha de ayer; el 25% del total. Respecto a este índice de ocupación es, junto con Burgos, el complejo hospitalario con mejor disposicion y una menor ocupación de plazas de cuidados intensivos. En lo que respecta a la situación en planta son 336 las camas iniciales que hay en planta (con fecha febrero de 2020) si bien es cierto que habilitadas son algunas más, 346, de las que están ocupadas 231, lo que supone el 67%, seis puntos por debajo de la media regional.  
Por tanto, teniendo en cuenta los datos facilitados por la Junta de Castilla y León este  lunes, se puede hablar de cierto alivio en un contexto general de rebrotes, y después de los ‘sustos’ de la semana pasada que desde luego no han tenido una grave repercusión en hospitalizaciones, a pesar del caso registrado ayer. 
Sustos que vinieron de los positivos informados el jueves, los del viernes y la falsa alarma de los jóvenes aislados en una casa rural de Navaluenga que finalmente dieron negativo, todos, a las pruebas que se les practicaron para comprobar si tenían o no el virus. Fue el estado de uno de los jóvenes el que alertó de posible brote, con fiebre y diarrea y que provocó un aislamiento preventivo que finalmente se desactivó ante el resultado negativo.