scorecardresearch

AFEDECYL se suma a las voces contra la nueva Ley del Deporte

Deportes@diariodeavila.es
-

La Asociaición de Federaciones Deportivas de Castilla y León advierte de los riesgos económicos y de superviviencia de las federaciones autonómicas por su obligada integración en las estatales

AFEDECYL se suma a las voces contra la nueva Ley del Deporte

Son muchas las voces que en los últimos días se están pronunciando contra el texto de la nueva Ley Nacional del Deporte, actualmente en tramitación en el Senado, y una de esas voces es la de la AFEDECYL, la Asociación de Federaciones Deportivas de Castilla y León, que se sumaba recientemente al acto celebrado en Barcelona reclamando enmiendas al documento original.Según advierten, la nueva Ley Nacional del Deporte pone en entredicho la autonomía y supervivencia de las federaciones autonómicas, el abuso económico a las federaciones autonómicas y la falta de recursos para las mismas.

Junto a las 71 federaciones deportivas de Cataluña y representantes de las Uniones de Federaciones de Aragón y País Vasco estuvo presente el secretario de la Junta Directiva de CUFADE y tesorero de AFEDECYL, Daniel Bravo, mostrando la preocupación de Castilla y León porque «la nueva Ley abre la posibilidad a que por mayoría simple de la Asamblea, la integración en las federaciones estatales tenga un coste económico para las federaciones autonómicas. Estas cuotas de integración nos ponen en peligro».

Gerard Esteva, presidente de la CUFADE, denuncia que la nueva Ley del Deporte «extorsiona económicamente a las federaciones autonómicas para financiar las estructuras de las federaciones estatales sin que estas aporten contraprestación alguna al deporte base. ¿Por qué vuelven ahora con este instrumento?» se ha preguntado Bravo. «Esta lucha ya la tuvimos y ganamos gracias a la sentencia del Tribunal Constitucional, eliminando la licencia única, que sangraba la economía de las federaciones autonómicas para financiar a las españolas». Para los asistentes al acto la cuota de integración es un atajo para reducir las competencias autonómicas y saltarse las limitaciones que puso el Tribunal Constitucional al respecto. Lejos de resolver la situación económica de las entidades deportivas de base, «la nueva Ley del Deporte plantea una financiación al revés, desde los que estamos trabajando en primera línea, las federaciones autonómicas, hacia las españolas».