scorecardresearch

La nueva obra de Los Águila planea zonas del Museo de Ávila

B.M
-

En esta parte del proyecto, complementario a la obra principal, se incluyen los restos arqueológicos y el jardín que mejorará la dotación de zonas verdes de la ciudad

La nueva obra de Los Águila planea zonas del Museo de Ávila

El concurso que acaba de publicar el Ministerio de Cultura para actuar en las caballerizas y espacio exterior del Palacio de los Águila está concebido para dotar de espacios al Museo de Ávila en este edificio, buscar almacenamiento para los restos arqueológicos y lograr mejorar la dotación de espacios verdes en el centro de Ávila.

Según la información remitida por el Ministerio de Cultura y que aparece en el pliego de prescripciones técnicas del proyecto, el programa de necesidades elaborado para el Museo de Ávila y 'Espacio Prado', es decir, el proyecto conjunto para que el Palacio de Los Águila se convierta en una zona para exposición del Museo del Prado y el traslado del Museo de Ávila, prevé el uso del antiguo edificio de las caballerizas para exposiciones temporales y taller didáctico. Esta edificación no se encuentra dentro del ámbito de las obras que se están llevando a cabo en la actualidad que son las que están preparando el antiguo palacio y creando una nueva zona para los dos propósitos. En este caso, para solucionar los problemas de espacio que presenta la sede de Deanes (Museo de Ávila), se considera imprescindible que la nueva sede cuente con estos espacios.

Existen además numerosos restos arqueológicos de carácter pétreo cuyo almacenamiento se prevé que se realice en un edificio dentro del conjunto del jardín. En la actualidad hay una parte depositada en el cobertizo adosado al lindero más al norte del jardín, junto a la Muralla, pero el edificio está en mal estado de conservación y supone un impacto visual negativo en el conjunto de la parcela.

Por otra parte, la planificación global de la actuación concibe el espacio libre de la parcela como una zona ajardinada que permita al público un acceso sosegado al museo, bien al palacio, bien al edificio de las caballerizas, que podrá funcionar con régimen de horario independiente del que tenga el palacio. 

Este acceso a las instalaciones del museo a través del jardín cobra especial relevancia si se tiene en cuanta la estrechez de la calle Lope Núñez. El espacio libre podrá ser de acceso libre para el público mejorando la dotación de zonas verdes del centro de Ávila. Sí que se tiene en cuenta que la parcela linda con la Muralla en su parte trasera, y que, por tanto, las personas que estén recorriendo la Muralla pueden ver el interior de la parcela y los edificios que en ella se ubican.

Con estas premisas, lo que acaba de sacar a licitación el Museo de Cultura es la redacción del proyecto de rehabilitación (anteproyecto, básico y de ejecución) del edificio de las caballerizas existente en la parcela del Palacio de Los Águila, así como el acondicionamiento del espacio exterior. En cuanto al ámbito de la actuación se indica que se trabaja en un espacio donde se incluye el Palacio de los Águila, que «albergará gran parte del programa del Museo de Ávila», y un edificio de nueva planta, donde se ubicarán el futuro Pabellón Prado y los espacios de almacenamiento del Museo. Los dos edificios y el espacio libre entre ellos que no se ven afectados por el actual contrato.

En la zona también está el espacio de las caballerizas (cuadras y cocheras), que es lo que se contempla en esta actuación, y un cobertizo junto a la Muralla, que se demolerá.

condicionantes. Dentro del programa de actuación se establecen una serie de condicionantes, que son importantes teniendo en cuenta el destino que va a tener la infraestructura. Por ello se tienen en cuenta temas como conseguir un control estricto de las condiciones climáticas de las zonas que vayan a albergar bienes culturales. Lo mismo sucede con la iluminación, de modo que tanto los niveles lumínicos como la calidad de la luz sean los más adecuados para la conservación de estos bienes culturales. 

Además se indica la necesidad de obtener las mejores condiciones de seguridad para las colecciones, procurando que tanto la propia estructura de los edificios como su distribución, sus materiales y sus instalaciones prevean y contribuyan a disminuir los riesgos tanto de robo como de incendio.

Otro de los aspectos básicos será tener en cuenta que al tratarse de un centro cultural las circulaciones tienen que ser rápidas, eficaces y seguras para los usuarios y las colecciones.

Con el IVA incluido esta parte del proyecto tiene un presupuesto cercano a los 109.000 euros donde se incluye el anteproyecto, el proyecto básico (la mayor cuantía), el proyecto de ejecución, proyecto de actividad, infografías, dirección de obra, dirección de ejecución y coordinación de seguridad y salud.

Por anualidades, la ejecución se irá hasta el año 2024.