scorecardresearch

Diputación, de nuevo con la difusión de la cultura de defensa

I.Camarero Jiménez
-

Tras una visita guiada el viernes al Palacio del Marqués de las Navas, Polentinos acogió este sábado una intensa mañana de ponencias en el marco de las jornadas de heráldica, genealogía y vexilología organizadas por la institución provincial

Diputación, de nuevo con la difusión de la cultura de defensa - Foto: David Castro

Las Jornadas de Heráldica, Genealogía y Vexilología General y Militar de la Provincia de Ávila que organiza la Diputación dieron este fin de semana rienda suelta a la que ya es su sexta edición. 

Tras una visita guiada en la tarde del viernes al céntrico palacio abulense del Marqués de las Navas (ubicado en la plaza de Pedro Dávila) por parte de los participantes, el sábado tocaba sumergirse en una intenso programa matutino con algunos «ponentes de enorme prestigio». Cuatro fueron los protagonistas y cuatro también las temáticas, alguna eminentemente «abulense». Así lo explicaba el responsable de Cultura de la Diputación de Ávila, Eduardo Duque, no en vano es la institución la que está detrás de la organización de unas jornadas que cuentan ya con seis ediciones -dado que se suspendieron en dos ocasiones con motivo de la pandemia-. 

Los temas, muy amplios, tales como el que pasa por la figura de 'El Conde Duque de Olivares. Linaje, prestigio nobiliario y heráldica'; también el 'Centenario del monumento de Alfonso XII en el Retiro Madrileño', 'Estratos intermedios entre hidalguía y perchería en la provincia de Ávila durante la Monarquía Hispánica' y 'El espacio cultural de las bóvedas del Carmen, una errónea atribución al linaje de los Nuñez Vela'.

Para despejar dudas sobre ello, esos ponentes a los que aludía Duque y que pasan por José de Contreras y Saro, José Luis Sampedro Escolar, Rafael Maldonado de Guevara y por último Javier José Guío. Éste último, ponente abulense.

Son unas jornadas que llegan a la sexta edición, recordaba el diputado quien tenía claro que su intención es «seguir ahondando en estas ciencias de la genealogía, la vexilología (que es el estudio de las banderas) y la heráldica (la ciencia que estudia los escudos)».

La organización depende de la Diputación pero con ella al unísono y como colaboradores ha contado con no pocas instituciones, entre ellas (y así lo desglosaba y agradecía Duque) "El Archivo General Militar, la Subdelegación de Defensa, a la Escuela de Diplomados Marqués de Avilés, la Sociedad Española de Vexilología,la Instituciónn Gran Duque de Alba, la Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía y la Asociación Nacional Juan de Contreras».

Entre los ponentes, José de Contreras destacó que su objetivo era el de aportar luz sobre la figura del Conde Duque de Olivares. De Contreras afirmó que era «todo un privilegio poder estar en Ávila». En su intervención lo que quiso fue, de algún modo, demostrar como «la genealogía era la genética del pasado» y «como eso afecta al Duque de Olivares, a su familia y a su sistema familiar en el desarrollo de sus funciones y como el hombre de mayor cota de poder de su tiempo que fue».

También intervino ante los medios quien es el director del Archivo General Militar, coronel Pérez-Chao, a la sazón anfitrión en las jornadas pues es en la sede del archivo, en el Palacio de Polentinos, donde tuvieron lugar las ponencias. 

Todo un honor sin duda para el coronel, a raíz de sus palabras. Es por ello que quiso agradecer a la Diputación «el interés que siempre tiene en poner en valor la historia de la provincia de Ávila y los bienes del patrimonio de la ciudad de Ávila, como esta joya en la que nos encontramos (es decir Polentinos)».