scorecardresearch
Vicente García

El buitre de colores

Vicente García


Un Carril bici para el lienzo norte

16/06/2022

Son muchos los días, pero especialmente los fines de semana en los que el tráfico por la avenida de Madrid desde el Puente Adaja hasta la zona de San Antonio resulta casi imposible. El aumento de la circulación a ciertas horas comienza a ser algo caótico y en ocasiones el conductor se ve atrapado en una especie de tapón interminable a veces poco comprensible, ya que no es Ávila un núcleo urbano con tanta densidad poblacional ni excesivo parque automovilístico. La existencia de un solo carril en cada sentido es uno de los motivos principales, al que se une de forma puntual pero impactante una afición creciente de ciclistas que regresan a la ciudad por esa vía cuyo desnivel les pone a algunos en serios apuros para conseguir los 30 kilómetros por hora a los que se circula por ahí, y hace que los coches que les preceden tengan que disminuir su marcha hasta casi parar, ya que es complejo adelantar en ese tramo pues casi siempre existe circulación en ambos sentidos.

Creo que los abulenses somos bastante respetuosos con los ciclistas: muchos a la vez son conductores, peatones y en ocasiones también se suben a la bici a pedalear, pero siempre hay peligrosas excepciones y personalmente he sido ya testigo de unas cuantas, en las que la paciencia se pierde y se adelanta irresponsablemente pegados a ellos o haciendo frenar al automóvil que viene de frente para evitar un impacto.

La creciente afición por el ciclismo, además de ser un hábito saludable, es una forma de disminuir la huella de carbono y contribuir a bajar las emisiones tóxicas de los automóviles de combustión, pero no nos engañemos incluso los eléctricos tienen también impacto en el medio, sobre todo en la fabricación de sus baterías aunque al circular no contaminen.

Los proyectos de un carril "verde" que rodee la ciudad suenan desde hace tiempo, aunque tengo mis serias dudas sobre su ejecución viendo el escaso mantenimiento y cuidado del que visito más a menudo que discurre hacia Fuentes Claras desde La Viña. Aunque a lo mejor es una excepción.

Y volviendo a los tapones automovilísticos en el tramo "del Lienzo Norte", creo que sería fácil solucionarlo o al menos aliviarlo realizando, de subida, un carril para bicicletas bien aprovechando un tramo de la amplia acera allí existente (que nunca he visto rebosada de peatones) o bien "usurpando" un par de metros a la explanada que arropa a la muralla abulense, aunque siempre que se pueda evitar seguir echando cemento y hormigón en zonas donde no lo hay, mejor que mejor.

Con toda seguridad que esta simple acción disminuiría bastante los pequeños colapsos circulatorios que de no poner remedio irán a más ya que por suerte la afición por la bicicleta va creciendo, y también aliviaría a los ciclistas que ascienden por esa carretera y les protegería de la impaciencia de más de un desaprensivo, relajando a la vez las mentes de los conductores tanto de bicis como de coches, unos porque no se sentirán muy cómodos subiendo con esfuerzo y viendo cómo forman una larga cola de autos tras ellos, y los otros porque se les hace interminable el recorrer unos cientos de metros casi en primera. Sólo el respeto y la paciencia consiguen que no haya accidentes por aquí.

Y si las bicicletas resultan ecológicas, un paseo andando también lo es, como el que muchas personas residentes en la zona Norte realizan hacia Fuente Buena que a pesar de que su entorno fue limpiado y desbrozado, creo que esto último incluso excesivamente, la multiplicidad y exceso de caminos para llegar a esta fuente emblemática sigue igual, facilitando la circulación de coches por todos ellos y dificultando la de los peatones. Sigo pensando que debería haber un solo acceso para autos y el resto con barreras que eviten la irrupción de vehículos, restaurando esos espacios. Hace poco se colocó un cartel indicando la prohibición de arrojar escombros, y "zona vigilada por dron", pero o bien el dron no se saca a volar o resulta ineficaz ya que se sigue arrojando basura en alguno de los caminos mencionados. Si no se clausuran, seguirá todo igual.

Otra asignatura pendiente por allí sería la plantación (y posterior cuidado y mantenimiento) de algunos árboles que alivien el calor veraniego, y la limpieza de vez en cuando de las zonas aledañas algunas usadas para botellón; esto multiplicaría significativamente el valor ambiental de este lugar y podría convertirse en una nueva zona de esparcimiento para los abulenses mucho más usada que ahora porque según pega el sol estos días, cualquiera se acerca por ahí sin un sólo árbol que nos cobije. :-()