scorecardresearch

CEOE Ávila habla de "parches" del Gobierno ante la inflación

E.C.B
-

Para la organización empresarial, "las medidas parcheadas que se está tomando el Gobierno de nada sirven", pues "no contienen la inflación" y "lo único que consiguen es empobrecer a los ciudadanos y las empresas, y encarecer los costes de producción"

El presidente de CEOE Ávila, Juan Saborido. - Foto: David Castro

CEOE Ávila afirma que las medidas del Gobierno "son parches" ante la subida desbocada del IPC, que alcanza una cifra récord en casi cuarenta años. "La inflación sigue creciendo de manera descontrolada y se desboca este mes de junio, al situarse en 10.2%; una cifra que no se alcanzaba desde el mes de abril de 1985, según el Instituto Nacional de Estadística, el mayor porcentaje de los últimos años", añade la organización empresarial, quien señala que "el aumento del precio del carburante y el encarecimiento de los alimentos frescos son causas, según el INE, que explican estos precios disparados. Y es que la guerra en Ucrania está afectando a los precios energéticos y de algunos cereales, pero también la presión adicional a la cadena de suministros y transportes globales que se deriva en buena medida de la situación sanitaria que está sufriendo Asia. El riguroso control de China sobre la covid sigue paralizando en gran medida la actividad económica de este país, con efectos demoledores para la actividad de muchas empresas que operan o se nutren del comercio internacional".

Todo ello, apuntan desde la patronal abulense, "en nada contribuye al control del IPC, más bien al contrario, tensiona los precios, deteriora posibilidades de crecimiento y genera más inflación y a la vez también provoca notables presiones salariales, como señalaba CEOE recientemente".

Según el Informe Europeo de Pagos de Intrum 2022, el 55% de las empresas ve la imposibilidad de crecer a causa de la inflación y reconoce que no cuentan con la capacidad necesaria para gestionar el impacto de la subida tan significativa de precios en su negocio. Igualmente, 6 de cada 10 empresas españolas admiten que, debido a la inflación, cada vez les resulta más complicado pagar a sus proveedores; y el 58% de las entidades está siendo más cauteloso con sus planes de gasto y endeudamiento por la subida de los tipos de interés.

En este contexto, según CEOE Ávila, "es absolutamente necesario que los gobiernos adopten medidas de manera urgente, que tiendan a suavizar el impacto de los precios en las empresas y en las familias. Las medidas parcheadas que se están tomando desde el Gobierno de España de nada sirven, no contienen la inflación; lo único que consiguen es empobrecer a los ciudadanos y las empresas, y encarecer los costes de producción. Es el momento de bajar los impuestos, y es igualmente necesario y urgente inyectar recursos para que se deje de penalizar a la actividad productiva, si no es así las empresas difícilmente podrán ser competitivas si tienen que asumir unos costes fijos que no pueden repercutir".