Segura obra el milagro para salvar a las salas de cine

Agencias-SPC
-

La valiente apuesta del director de 'Padre no hay más que uno 2' hace que se dispare un 20 por ciento la taquilla

Segura obra el milagro y empieza a salvar las salas de cine - Foto: Kiko Huesca

Quién le iba a decir a Santiago Segura que iba a convertirse de la noche a la mañana en el salvador del cine español, o mejor dicho, de los cines en España. Yes que mientras los gigantes estadounidenses aplazaban sus blockbusters ante la caída en picado de la asistencia a las salas por el coronavirus, el madrileño hasta adelantó el estreno de Padres no hay más que uno 2. Se lo jugó todo a cara o cruz y ha salido cara. 
Yes que la película ha superado los cinco millones de euros desde su estreno hace dos semanas y, con este impulso, el número de entradas vendidas ha aumentado en más de un 20 por ciento respecto al martes de la semana anterior, según cifras recogidas ayer en ComScore Spain.
Segura continúa liderando la taquilla patria con su cinta, que ya es la novena más vista del año. El pasado lunes, tras 12 días en cartelera, el filme del padre de Torrente acumulaba más de 4,6 millones de euros y superaba los 850.000 espectadores, según datos facilitados por la productora.
El director y actor considera «una recompensa» estas cifras recaudadas y «quizás una venganza contra esos cuatro haters que te odian independientemente de lo que hagas». «Ya he dicho en alguna ocasión que me siento multipremiado y galardonado ya y que el público es la mejor recompensa. Además me llevo bien con todo mi gremio», añade.
«La venganza quizás sea hacia esos cuatro haters que te odian independientemente de lo que hagas (y que, además, pensaban que no podía hacer nada más que Torrente)», señala el realizador, que reconoce que no descartaba conseguir buenas cifras de recaudación pese a las dificultades por la pandemia de coronavirus.
«Por imaginar que no quede, y, a mí, imaginación no me falta. Por supuesto, uno de los escenarios en mi imaginación era que el público respondiese como lo está haciendo. Una cosa es la ilusión y otra la certeza, el saber lo que iba a suceder... Eso, yo creo que ni yo, ni nadie», afirma con rotundidad el showman, que pasará a la Historia del celuloide por el impresentable y corrupto policía al que dio vida en cinco entregas.
La secuela de Padre no hay más que uno, que se iba a estrenar el 31 de julio, ha arrancado un 60 por ciento más fuerte que su predecesora, estrenada hace justo un año, y que se convirtió en la cinta española más taquillera de la temporada. Segura no ve «imposible» superar en esta ocasión los espectadores de esa primera película, aunque «sí improbable».
Al ser preguntado sobre el futuro de los cines españoles, que han pedido que se estrenen más títulos potentes como el del director en estos días, el cineasta apunta que la defunción de salas «solo el tiempo lo dirá». «Pero confío en no tener que asistir nunca a la desaparición de mi forma favorita de ocio y entretenimiento. Amo las salas de cine», recalca.
Por su parte, la directora general de Bowfinger (productora de la película), María Luisa Gutiérrez, considera que esta respuesta del público es «el mejor premio y da sentido a todo el sufrimiento que ha habido detrás para conseguir llevarla a las salas». «Ha habido que luchar (literalmente) contra viento y marea. Postproducir y rodar en medio de una pandemia mundial... y estrenar. Ahí se dice pronto».
Asimismo, la directiva reconoce que esta acogida por parte de los espectadores «no era esperable». «Sí lo era en una época prepandemia y, aun así, difícilmente realizable. En el escenario actual, era un imposible», admite. Yes que Padre no hay más que uno 2 sigue estando por encima de la cifra de espectadores registrada a los 10 días del estreno de ambas.
«No suele ocurrir con casi ninguna segunda parte de una película de éxito que supere a la primera. Ni en la época prepandemia (aunque Torrente 2 sí lo hizo). Pero sí puede ocurrir que las cifras en público y, por ende, económicas estén a la misma altura que hubieran estado si no hubiera coronavirus. De hecho, vamos por ese camino».
Por último, Gutiérrez pide «echar un cable» a las salas. «Es un momento duro, han estado sin recaudar nada durante meses y han hecho una apuesta económica importante por hacer de los mismos un lugar seguro. En un escenario en el que los blockbusters se están yendo a 2021 y 2022, todos deberíamos echar un cable, en la medida de lo posible, para ayudarlas».
‘mulan’, en el foco. No parece que ayude lo que ha hecho la todopoderosa Disney con uno de los grandes reclamos de 2020, Mulan, que anunció que se estrenará directamente en su plataforma de streaming Disney + omitiendo la ventana de exhibición tradicional. Esto puede suponer la puntilla para los cines de España... y del mundo. El gremio de exhibidores estadounidenses califica la maniobra de «golpe mortal». Por las redes circula el vídeo de uno de ellos cargándose con un bate de béisbol un cartel de la película.