scorecardresearch

Combinados que saben a gloria

I.Camarero Jiménez
-

El bartender abulense, Héctor Gimeno, se acaba de traer del último campeonato regional de coctelería celebrado en Palencia un primer puesto en la modalidad de gin-tonic y un segundo, en la de aperitivo

Combinados que saben a gloria - Foto: Sara Muniosguren

Héctor Gimeno es experto en el arte de la coctelería, seguro que a más de uno su rostro le resulta conocido pues está detrás de la barra del pub La Oca, uno de los pocos, si no el único que abre su oferta a este tipo de producto tan elaborado. En estas creaciones pone Gimeno todo su empeño y con todo su bagaje se ha ido hasta Palencia recientemente para ser el único abulense en participar del Concurso de Coctelería de Castilla y León. Tres años llevaba sin celebrarse debido a la pandemia. 2019 fue el último encuentro y se desarrolló en Toro y ahora por fin se ha recuperado para seleccionar al representante regional que acudirá al nacional. Pues bien, Gimeno ha quedado a las puertas con un muy digno segundo premio a la hora de elaborar su trabajada propuesta de cóctel de aperitivo. Depurada técnica, magnífica combinación de ingredientes y estupendo sabor que disfrutar trago a trago.

Su bebida tenía nombre propio: 'Doña Fulgen', algo que ya tenía decidido de antemano. Después tocó elegir ingredientes para conseguir abrir el apetito, pues esa era la finalidad (y es) de un cóctel de aperitivo. Hasta su vaso mezclador llegaron las bebidas seleccionadas contra el reloj (siete minutos tenía para la puesta en escena). Una ginebra con un fresco toque a pepino era la base; para equilibrarla, pues en eso también consiste la misión del coctelero, debía conjugar la medida perfecta para endulzar y dar amargor y para ello utilizó un licor italiano (Italicus) y un vino fino, más un vermouth Izaguirre rosado con el que acabar de nivelar. Para finalizar un sirope de rosas que le aportó el toque floral y unas gotas de cardamomo verde servido en copa de aperitivo. Recuerda Gimeno que la puesta en escena fue buena y que recibió la felicitación del profesional jurado. Aún faltaba rematar el coctel adornándolo. En ese punto, también muy importante, había tenido 15 minutos previos para pensar en una decoración muy fresca, con flores y ramas de cebollino.

Ha pasado tiempo del último concurso en el que participó y reconoce Héctor Gimeno que llegaba un poco nervioso, pero desde luego que eso no fue obstáculo para llevarse el primer premio a la hora de elaborar un gin tonic que el quería que fuera un poco «lo nunca visto». Esmero puso y venció. Los ingredientes, por supuesto, una ginebra con toque a membrillo, que también había que equilibrar y para ello eligió un vino verdejo acompalado con una tónica de pimienta rosa, y una espuma para rematar su creación a base de tóonica de lima y unas gotas de naranja amarga que remataban la copa que en cierto modo recordaba a un postre. De hecho bien se puede tomar como tal sobre todo ante una comida pesada y que fue decorada por este magistral abulense con una flor de pensamiento comestible.

No irá a la final pero este concurso siempre abre puertas y ya le han invitado a otros certámenes sobre todo del norte de España a los que irá encantado y desde luego sin nervios. 

A disfrutar creando.