scorecardresearch

Presupuesto municipal decepcionante en Educación, dice el PP

Redacción
-

La concejala Jacqueline Martín critica que «el equipo de gobierno retira las ayudas para la adquisición de libros de texto» y que «rebaje el mantenimiento de colegios y elimine el programa Patrimonitos»

El grupo municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Ávila ha tachado de «decepcionante» el proyecto de presupuesto municipal en materia de Educación, y mediante una nota de prensa enviada a esta Redacción, la concejala Jacqueline Martín critica que «el equipo de gobierno retira las ayudas para adquisición de libros de texto, y se escudan en que la Junta de Castilla y León les ha advertido de que, tal como están planteadas no se pueden convocar, pero omiten que les ha informado de cuál es la vía legal posible para hacerlo correctamente, lo que deja claro su falta de voluntad política y sus nulas ganas de trabajar».

Para Martín «el escaso interés del equipo de gobierno por la Educación ya había quedado de manifiesto a lo largo de los tres años y medio de este mandato, en aspectos como la disminución del presupuesto para mantenimiento de colegios, que pasó de 85.000 euros en 2019 a 55.000 en 2020, cifra mantenida en 2021 y 2022, lo que supone un recorte del 35%, a pesar de ser los Presupuestos municipales más elevados de los últimos años, con más de 60 millones de euros. Por desgracia, la enmienda del Partido Popular solicitando que no se produzca esta reducción ha sido rechazada cada año por el equipo de gobierno. Pues bien, para 2023, XAV y Cs persisten en ese recorte y continúa esta mínima partida de 55.000 euros para repartir entre todos los colegios públicos de Educación Primaria de toda la ciudad durante un año entero».

 «El equipo de gobierno», afirma Martín, «ha decidido eliminar del presupuesto municipal del próximo año el programa Patrimonitos, destinado a la formación de niños y jóvenes abulenses en conocer y valorar nuestro patrimonio. El programa, reconocido por la UNESCO, lleva suspendido por el equipo de gobierno todo el mandato, pero con anterioridad estuvo funcionando con éxito durante doce años».

Por último, «también retiran las ayudas municipales para adquisición de libros de texto», y según explica la concejala del PP, «se escudan en que la Junta de Castilla y León les ha advertido de que, tal como están planteadas no se pueden convocar, pero omiten que les ha informado de cuál es la vía legal posible para hacerlo correctamente, lo que deja claro su falta de voluntad política y sus nulas ganas de trabajar».

 La representante popular no comprende «cómo, con este panorama, el teniente de alcalde de Cultura puede alardear en los medios de comunicación de que el Ayuntamiento gasta más en calefacción y luz en los colegios por la subida del precio de los suministros». Lo que callaba, según explica Jacqueline Martín, era que, «por esa subida de la inflación, las familias de los escolares abulenses pagan más impuestos al Estado, y por lo tanto, el porcentaje de ellos que el Consistorio recibe por ley hace que el Ayuntamiento, en 2023, se vaya a embolsar 800.000 euros más. De ahí tiene un buen margen para pagar la subida de la energía en los colegios, directamente sufragada por los bolsillos de los padres de esos niños».