La Diputación trabaja para que su ganadería sea ecológica

E.C.B
-

Iniciarán en breve los trámites para su certificación con el objetivo de que gracias a este proyecto piloto en Ávila se traslade la experiencia a los ganaderos de la provincia

La Diputación trabaja para que su ganadería sea ecológica - Foto: David Castro

La Diputación de Ávila quiere transformar su ganadería de avileña negra ibérica en ecológica. Un proyecto en el que, como explica el diputado responsable del área de Desarrollo Rural, Jesús Martín, centrarán sus esfuerzos en los próximos meses aprovechando que el ganado que tienen en la finca El Colmenar, en el puerto del Pico, «ya lo es prácticamente», pues «el aporte alimentario es en su mayoría vegetal de la propia finca».
«Queremos que sea un proyecto piloto en esta provincia y que nuestra experiencia se traslade después a los ganaderos abulenses», apunta Martín, quien asegura que «en breve» iniciarán toda la tramitación necesaria ante el organismo de certificación y «seguro que algunos cambios tendremos que hacer en cuanto a alimentación y manejo de las reses», en base a los protocolos establecidos por la Unión Europea (Norma Europea -Reg (CE) 834/2007), «pero las dimensiones de la finca y la alimentación que reciben nos van a hacer muy fácil es conversión de la ganadería de la Diputación en ecológica».
El estado de salud desde el punto de vista sanitario y de bienestar animal de la ganadería de avileña negra ibérica de institución provincial es «excelente, como siempre», subraya el responsable de Desarrollo Rural, tomando como base los informes elaborados en dicha área y la información procedente de los servicios agropecuarios y de inspección ganadera y sanitaria de la Junta de Castilla y León. Y es que, tal y como explica, «se han realizado todos los tratamientos sanitarios y vacunaciones exigidos por las distintas administraciones en tiempo y forma y hasta ahora todos han dado negativo en cuestiones víricas como la lengua azul, bacterianas y parasitarias».
Detalla Jesús Martín que a día de hoy la ganadería de la finca El Colmenar está cuenta por unas 200 reses de avileña negra ibérica, según marca el convenio existente con la Junta de Castilla y León, de las cuales entre 140 y 150 son vacas reproductoras y cuatro sementales, si bien hay 20 reproductoras de la variedad bociblanca y dos sementales de esa misma variedad. Los nacimientos este año rondan la veintena.
Al frente de la ganadería está el área de Desarrollo Rural de la Diputación, que además presta el apoyo técnico, si bien del cuidado directo de las reses se encargan tres personas que son las que realizan las labores de pastores-vaqueros. Durante estos últimos dos meses, pese al decreto de estado de alarma como consecuencia de la pandemia de la COVID-19, el cuidado del ganado en El Colmenar se ha llevado a cabo «con normalidad y sin ningún problema, porque son trabajos esenciales y estaban permitidos los desplazamientos a la finca», aclara Martín.
Además, según comenta, siguen trabajando en mejorar las instalaciones y condiciones de la ganadería, y en ese sentido recientemente se ha cambiado todo el vallado perimetral, también con el objetivo de prevenir los posibles ataques de lobos, y en próximas fechas se van a realizar actuaciones en todos los corrales interiores de manejo de las reses.


Mejora genética. Por otra parte, la Diputación sigue apostando por la mejora genética de la raza avileña negra ibérica, de la mano de la Asociación Nacional de Criadores de esta raza para, a través de las subastas de ganado que realiza, poner a disposición de todos los ganaderos de avileña ejemplares puros que permitan mejorar el rendimiento de los animales de sus explotaciones.
«Es esta asociación la encargada de hacer el seguimiento de toda la mejora genética de la ganadería de El Colmenar y todos los resultados se ponen a disposición de los ganaderos de la provincia», señala el diputado responsable del área de Desarrollo Rural, quien explica que la tradicional subasta de ganado que realiza la Diputación de Ávila y que este año estaba prevista para el pasado 16 de mayo, de momento «se ha pospuesto para otoño y si podemos realizarla se celebrará seguramente en el mes de octubre».
Pero además, la institución provincial participa cada año junto a los ganaderos abulenses en las ferias del sector que se celebran en la provincia, tanto en Ávila capital como en El Barco de Ávila, Navaluenga, Piedrahíta, El Barraco y Navarredonda de Gredos, y en la vecina Salamanca. «También colaboramos con las asociaciones de ganado puro con sede en esta provincia, para las que existe una línea de ayudas que cubre gastos de asistencia a ferias, promoción, estudios y congresos, y cuya cuantía ronda los 2.500 euros», indica Jesús Martín, quien añade que «de igual forma vamos a ferias agroalimentarias que se celebran por la provincia y estamos en contacto con las organizaciones agrarias, con las que también tenemos una línea de ayudas». 



Las más vistas