Diario de Ávila
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

27 de marzo de 2019
Cine

UN ASUNTO DE FAMILIA

viernes, 21 de diciembre de 2018
Sinopsis oficial

Después de uno de sus habituales hurtos, Osamu y su hijo encuentran a una niña en la calle aterida de frío. Al principio, la esposa de Osamu no quiere que se quede con ellos, pero acaba apiadándose de ella. A pesar de sobrevivir con dificultades gracias a pequeños robos, la familia es feliz, hasta que un incidente imprevisto revela un secreto que pone a prueba los lazos que les unen.

Crítica
Por J.M.S.

Pocos cinéfilos desconocen que el cineasta japonés Kore-eda Hirokazu es uno de los directores más profundos de la actualidad, con una filmografía donde casi siempre su leitmotiv es la familia, una de las más conseguidas De tal padre, tal hijo. En Un asunto de familia su enfoque es más desgarrador desde el momento en que aborda temas como la soledad de los ancianos, la violencia doméstica o la deshumanización de la sociedad. Lástima que incluya algún toque sórdido, poco habitual en su cine sutil y elegante, porque podría ser una película magistral.

  Con apariencia de drama, hasta el final no comprendemos que lo que nos está narrando es un film con suspense. Los protagonistas son una familia de ladronzuelos que acogen en su hogar, como si fuera una hija suya, a una niña pequeña, que encuentran abandonada y desnutrida a la puerta de su presunta casa. Celoso, en un principio, el adolescente de la familia, pronto los vínculos entre los dos menores serán fortísimos.

   La imagen que nos llega en otras películas sobre Japón nos muestran el individualismo, que lleva aparejado un gran número de suicidios, pero nunca habíamos visto la cara más empobrecida del país nipón, la de los habitantes de los suburbios que cada día hacen un ejercicio de supervivencia. Aunque lo que realmente quiere destacar Kore-eda es que, en ocasiones, los lazos más fuertes entre las personas no son de sangre, sino  los que derivan de los sentimientos afectivos:  el amor puede ser enorme en una madre adoptiva o en alguien que decide que son mejores las personas que le atienden que su propia familia. Porque, la conclusión a la que llegamos es que cualquier ser humano necesita cariño, tenga la edad que tenga.

   Largometraje sin duda para reflexionar, a pesar de su crudeza, cuenta con unas actuaciones portentosas tanto de los adultos como de los menores.

  Fue la ganadora de la Palma de Oro en el último Festival de Cannes.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Duración: 121'
Director: Kore-eda Hirokazu,
Reparto: Kiki Kilin, y Lily Franky
Género: Drama
Nacionalidad: Japón
Año: 2018
+16
Grupo Promecal
Diario de Ávila se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD