Dominio, pero sin ocasiones

Área 11 - domingo, 13 de enero de 2019
Dominio, pero sin ocasiones - Foto: Patricia González
El Real Ávila nunca se sintió cómodo por la presión de un Burgos Promesas que dio la cara

El Real Ávila sumó un punto ante el Burgos Promesas 2000 en un choque intenso y en el que los locales fundamentaron su juego en un notable posicionamiento sobre el terreno de juego. El cuadro de Carlos Aguilera supo frenar las acometidas de un rival que quiso, pero que no pudo. Los de casa fueron creciendo conforme avanzaron los minutos y superaron a su oponente en la segunda mitad, aunque les faltó acierto en el último tercio del campo.
El Promesas hizo un meritorio encuentro ante un oponente de calidad que estuvo siempre incómodo sobre el terreno de juego. Los naranjas tenían claro que debían hacer de la intensidad y la entrega sus principales armas para no facilitar el trabajo a su adversario.
Los burgaleses dieron otro pequeño paso hacia adelante y lograron un empate que sirve para mantener alta la confianza de un equipo local que comienza el año con buenas sensaciones.
Fueron los visitantes los que se hicieron con la posesión e hicieron del juego combinativo su principal arma. Al Burgos Promesas le costó ajustarse y sufrió en los primeros compases, pero antes de llegar al primer cuarto de hora estaba ya perfectamente asentado sobre el terreno de juego y el partido cambió.
Las ocasiones brillaban por su ausencia e incluso los acercamientos a ambas áreas con criterio. Los minutos fueron avanzando y al Real Ávila cada vez le costaba más combinar. Perdía balones, aunque el Promesas no era capaz de penalizar los errores de su rival.
Se llegó al descanson sin que ninguno de los dos equipos fuera capaz de poner en aprietos a su adversario, aunque el paso por los vestuarios sentó mejor a los de Burgos. Los locales salieron más entonado en la reanudación y Jairo avisó en el primer minuto en una estrategia.
La presión naranja era cada vez más eficaz y los robos de balón se producían cada vez más cerca de la portería abulense. Los locales lo intentaban, pero no estaban finos en el último pase, ni tampoco en la finalización. La primera ocasión del Real Ávila llegó en el 70 tras un error de Casado que Iván Vila no supo aprovechar. Poco después, un golpeo en semifallo de Issa se estrelló en la parte alta del larguero de Álex.
Las dos últimas oportunidades tuvieron color naranja y Torres fue el protagonista. La primera la tuvo en el 78 en un remate de cabeza que no encontró portería, mientras que 5 minutos después su disparo con la izquierda se fue por encima del larguero.
En los minutos finales ninguno de los dos equipos quiso arriesgar en exceso en busca de la victoria. Ninguno de los dos renunció al ataque, aunque lo hicieron con precauciones para no verse sorprendidos en una contra.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Ávila se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD