Diario de Ávila
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Sociedad

Venero Claro: 42 años dedicado a los niños de Ávila

José Manuel Maíz - domingo, 26 de mayo de 2013
Imagen de niños disfrutando de la piscina de Venero Claro en uno de los primeros campamentos que se organizaron. - Foto: Fundación Caja de Ávila
La colonia abulense comienza este verano una nueva etapa en la que Bankia se incorpora al proyecto de la Fundación Caja de Ávila con el objetivo de dotarla de actividad durante los doce meses del año

Corría el año 1971 cuando la Caja General de Ahorros y Monte de Piedad de Ávila fundaba, en un entorno privilegiado del Valle del Alberche enclavado en Navaluenga, a unos 40 kilómetros de la capital abulense, la colonia Venero Claro. Desde entonces han pasado 42 años y más de 40.000 niños, en su mayoría abulenses (lo que representa un elevado porcentaje de la sociedad de esta provincia), que pueden narrar con todo lujo de detalles que allí vivieron uno de los campamentos que les marcó para toda la vida.
Nueve hectáreas de espacios naturales, pistas deportivas, jardines y áreas de juego que durante estos años, verano tras verano, han acogido a cientos de niños, distribuidos en 140 campamentos, para los que ésta fue, en un gran número de casos, la primera experiencia fuera de sus casas, y que hoy no dudan en seguir mandando a sus hijos para que también puedan vivirla. Experiencia que se mantiene vigente ahora a través de la Fundación Caja de Ávila y la incorporación este año al proyecto de Bankia, que ha acogido con ilusión «ese espíritu de Venero Claro» al que pretende dar una nueva dimensión, y no ceñirlo únicamente a los campamento de verano, sino que quiere dar la oportunidad a la sociedad de que esas instalaciones se puedan disfrutar durante todo el año, según recalcan tanto José Manuel Espinosa, director de Relaciones Institucionales de Bankia en Castilla y León como Pablo Luis Gómez, presidente de la Fundación Caja de Ávila.
Carlos Carrera, director de la colonia Venero Claro, recuerda que la colonia, que en un primer momento ocupaba una superficie de 4 hectáreas, nació con una doble intención. Por un lado, en invierno, ser una escuela hogar para aquellos niños de la provincia cuyos padres disponían de pocos recursos. Durante esos meses, alrededor de 80 niños vivían y se formaban en este espacio de lunes a viernes, y el fin de semana eran recogidos por sus padres. Esa experiencia, impulsada a través de la Obra Social de Caja de Ávila, se mantuvo hasta 1992. La segunda intención con la que nació, que se puso en marcha en 1972, era la de los campamentos de verano, gratuitos, destinados a niños de entre 8 y 12 años, hijos de clientes de la entidad financiera abulense. Durante 15 días, estos niños podían convivir con otros del resto de la provincia de Ávila y también de otras provincias limítrofes, con lo que eso representaba en las décadas de los setenta y los ochenta del pasado siglo. «Se intentaba coger a los de más edad, con 12 años, y creemos que nunca nadie que lo ha deseado se ha quedado sin ir al menos una vez a Venero Claro» asevera Carrera.  

Lea el reportaje completo en la edición impresa
 

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Imagen de niños disfrutando de la piscina de Venero Claro. Fundación Caja de Ávila
Imagen de niños disfrutando de la piscina de Venero Claro. - Foto: Fundación Caja de Ávila

>Resultados Deportivos

Fútbol
Rapid de Viena 1 Athletic Club 1 Finalizado
Villarreal 2 Steaua 1 Finalizado
Diario de Ávila
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Ávila digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol