Diario de Ávila
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Pensamiento

La Cátedra Santo Tomás recuerda la valentía de la orden de los dominicos

D. Casillas - lunes, 16 de mayo de 2016
La que es posiblemente última edición de este foro de reflexión sobre cultura y religión se abrió este lunes con la puesta en escena de la obra de Juan Mayorga 'Primera noticia de la catástrofe'

 
Una nueva edición de la Cátedra Santo Tomás, dedicada a conmemorar el 800 aniversario de la fundación de la Orden de Predicadores (los dominicos) con el objetivo de «adentrarse en algunos de los valores antiguos que se revelan aún válidos en la actualidad, e incluso urgentes», se inauguró este lunes con la representación teatral en forma de lectura dramatizada de la obra del dramaturgo Juan Mayorga Primera noticia de la catástrofe, una puesta en escena a cargo de la compañía abulense Jufran que recordó el valiente sermón que en la isla de Santo Domingo pronunció el padre Montesinos, dominico llegado a América procedente del monasterio de Santo Tomás de Ávila, para denunciar públicamente las condiciones de esclavitud en las que vivían los indígenas sometidos por los conquistadores españoles.
Aquellos hechos, sucedidos hace ya cinco siglos, inspiraron a Juan Mayorga para crear un texto a través del cual, partiendo del relato que del mismo hizo fray Bartolomé de las Casas, recordar que fueron aquellos frailes llegados desde Ávila al nuevo mundo «los primeros en alzar su voz contra los terribles estragos que entre la población india estaba causando la colonización. Escandalizados al ver que, para los indios, su propia tierra se había convertido en una cárcel o en un infierno, aquellos religiosos, con riesgo de sus vidas, fueron capaces primero de reprochar sus abusos a los colonizadores, y luego de llevar su denuncia ante el mismísimo rey».
Gracias a ellos, explica Juan Mayorga en el prólogo de la obra, «España tuvo noticia de la catástrofe», y por eso «recordar el valeroso gesto de aquellos hombres no es sólo cumplir con una obligación para con el pasado, también es rescatar un ejemplo necesario para el presente. Aquellos frailes dominicos cuentan entre los primeros que denunciaron, desde bando vencedor, una invasión violenta enmascarada bajo justificaciones morales y religiosas».
Esta obra, que ya abrió la Cátedra en su edición del año 2010, volvió a sonar ayer clara y rotunda, evidenciando que por mucho que hayan pasado los siglos continúa habiendo abusos en el trato de quienes deberían ser nuestros iguales, en países en desarrollo y también muy cerca, que sepultan cualquier sentimiento o derecho bajo el argumento de razones políticas o económicas.
Esta nueva edición de la Cátedra, la que hace la número 14 y la que es probable que sea también la última de esta iniciativa nacida en 2002 con el objetivo de ser un foro de reflexión permanente de la relación entre cultura y religión y de recuperar la prestigiosa memoria de la universidad abulense que tuvo su sede en el Monasterio de Santo Tomás, continuará su actividad hasta el jueves, con tres conferencias en las que otros tantos ponentes abordarán alguno de los asuntos pergeñados ayer.
El filósofo Reyes Mate hablará hoy de ‘Recogimiento y vértigo. De cómo salvarse en un mundo sin tiempo para vivir’; el teólogo Felicísimo Martínez lo hará mañana de ‘La verdad, cuestión disputada. ¿Necesidad o amenaza’, y el profesor Miguel Ángel Medina cerrará el foro de reflexión el jueves con la charla ‘La pobreza evangelizadora: frente a la ostentación del siglo XIII y el consumismo del siglo XXI’. Las tres ponencias comenzarán a las 19,00 horas en el aula magna de la residencia de Santo Tomás, con la entrada libre.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Ávila se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD