Diario de Ávila
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

18 de noviembre de 2018

Los atletas medievales se ponen a prueba

E.Carretero - sábado, 8 de septiembre de 2018
Los atletas medievales se ponen a prueba
Alberto Galindo y Beatriz Díaz se subieron al podium de la décimo segunda Carrera de las Tres Culturas que contó con 66 inscritos y que por equipos ganaron los judíos. La corredora Sara Escudero se llevó el premio al mejor disfraz

Entre las cerca de 250 actividades de animación programadas dentro de las Jornadas Medievales también tiene un lugar destacado desde hace varios años el deporte. En este caso de la mano de la Carrera de las Tres Culturas que desde hace doce años se incluye en el programa del Mercado Medieval de Ávila. Se trata de una prueba deportiva en la que, como singularidad, se anima a los corredores a participar ataviados al estilo medieval. De hecho, además de los premios a los más rápidos en esta prueba también está en liza un galardón al mejor disfraz si bien es cierto que suelen ser pocos los deportistas que realizan este recorrido de unos cuatro kilómetros vestidos de caballeros, damiselas o bufones, probablemente porque el trazado, aunque corto, no está exento de dificultad ya que implica subir la Ronda de la Muralla, un reto que lógicamente se complica si no se lleva la vestimenta adecuada.  De hecho en esta edición, la décimo segunda ya, solo tres corredores añadieron este reto al que ya de por sí implica esta prueba, obteniendo el premio al mejor disfraz medieval Sara Escudero, que realizó este recorrido de dos vueltas entre la ermita de San Segundo y el Paseo del Rastro ataviada de posadera y con una cesta de mimbre llena de ovillos de lana en la mano.
Y otra de las singularidades de esta prueba, que en esta edición contó con 66 corredores, lo que supone un importante descenso de participación respecto a anteriores años, cuando la cifra de inscritos solía rondar los 90 corredores, es que los participantes corren formando parte de tres equipos. Así, unos los hacen llevando la camiseta roja de los cristianos, otros la verde de los musulmanes y los restantes vistiendo la azul de los judíos, de tal forma que el grupo con mejores marcas se alza cada año con el premio colectivo que en esta edición recayó en los judíos.
Pero al margen de estas cuestiones la Carrera de las Tres Culturas es una prueba deportiva en toda regla y también cuenta, como es lógico, con premios para los primeros que en este caso se llevó en la categoría masculina el abulense Alberto Galindo, habitual en esta carrera que de hecho ya ha ganado en varias ocasiones, que realizó el recorrido en poco más de 15 minutos, y la también abulense Beatriz Díaz, que corría en el equipo de los musulmanes, y que conseguía su primer podium, todo un éxito teniendo en cuenta, como confesaba la flamante ganadora, que es prácticamente una recién llegada a las carreras populares puesto que empezó a correr hace tan solo un año.
Al término de esta carrera, que organiza el Ayuntamiento de Ávila en colaboración con el Club Puente Romanillos y Ecosport, y cumpliendo con lo que ya se ha convertido en una tradición, se invitó a los participantes a rosquillas para que pudieran recuperar fuerzas tras esta carrera corta pero dura al discurrir buena parte en cuesta.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Ávila se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD