El Real Ávila llega tarde y luego se pierde

L.C.S - domingo, 16 de diciembre de 2018
El Real Ávila llega tarde y luego se pierde - Foto: Belén González
El equipo abulense cae ante el Almazán después de regalar la primera parte y apretar en la segunda, pero sin suerte en las ocasiones que creó para poder entrar en el partido

Mal cierre de año en el Adolfo Suárez para el Real Ávila, que se deja tres puntos de manera inesperada en su camino hacia la fase de ascenso. Los locales tiraron la primera parte y cuando quisieron despertar en la segunda fue demasiado tarde.
La primera ocasión clara fue para el Almazán merced a un lanzamiento de Héctor desde fuera del área que se estrelló en el palo de la portería de Alberto, que parece haberle ganado el pulso a Johan por la titularidad. Hasta ese minuto, el 8, poco reseñable más allá de la necesidad de acoplar las piezas un equipo local que salió con un 4-2-3-1, con Edu y Obispo como laterales y Oli y Llorián de centrales, por delante de ellos Peli y Roa, y una línea de tres con Rubén Ramiro, Sergio Mayorga y Javi de Mesa, con Juli como hombre más adelantado.
Este dibujo no funcionó demasiado bien en el arranque del partido, en el que los locales circulaban el balón con demasiada parsimonia, mientras que el rival esperaba en su campo sin decidirse si aprovechar o no la manera en la que el Ávila entró en el partido, que desde fuera pareció demasiado contemplativa.
El partido avanzaba sin más sobresaltos. Mucha igualdad, pocas llegadas a las áreas y un juego tirando a lento, sobre todo por parte de equipo local, que se vio por debajo en el marcador cuando en el minuto 22 Kalifa aprovechaba un buen pase de Héctor pero una mala decisión defensiva entre Llorián y Alberto, ante la que acabó definiendo con un tiro cruzado que no era fácil de embocar porque no había demasiado hueco, pero el delantero lo encontró pese a quedarse prácticamente sin ángulo.
El tanto no sacó a los locales del letargo con el que había entrado en el partido, hasta el punto que salvo un disparo inicial de Mayorga que Álvaro detuvo sin demasiados apuros, en el resto de la primera mitad la producción ofensiva de los abulenses no tuvo ningún resultado apreciable más porque De Mesa no podía con los dos rivales que le cerraban, Ramiro bregaba sin suerte, y Mayorga y Juli no aportaban demasiado, haciéndolo más casi robando balones que mirando a la portería rival. Y cuando se firmaba el 0-1 viendo lo mal que estaba el equipo, en el 44 una jugada individual de Pablo colocaba el 0-2 para los sorianos en una acción en la que Alberto pudo hacer algo más.
El tanto castigaba la primera parte delReal Ávila, en la que regaló demasiado a un equipo que ya había demostrado que como visitante es un rival a temer. No lo contempló así el cuadro abulense en la primera parte, y marchaba al descanso con una losa importante que levantar.
No esperó demasiado Prado para mover el banquillo. Al descanso Roa y Mayorga se quedaron fuera y entraron Vila y Ramos, que estaba entre algodones. Además, Edu adelantó su posición y se quedó el equipo con defensa de tres, Llorián, Oli y Obispo, con Peli pendiente de ellos. 
Estos cambios y el lógico acelerón de quien se ve obligado a remontar avivó el juego de ataque local, que se quedó expuesto a la contra soriana, siendo de nuevo los visitantes los primeros en amenazar con una internada de Edipo que Oli sacó al cruce de manera milagrosa.
Vila en el 60 tuvo la primera oportunidad seria de los abulenses en todo el partido. Su disparo cruzado lamió el palo y se fue al limbo la primera piedra de la posible remontada de unos locales que al menos vivieron buena parte de la segunda mitad en campo rival, pero sin la frecuencia de oportunidades necesaria para anotar los tres goles que necesitaba el equipo para dar la vuelta a un partido que afrontaron de mala manera y lo acabaron pagando, porque cuando quiso reaccionar, ya era demasiado tarde.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Ávila se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD