Diario de Ávila
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Juan Manuel de Prada se alza con el XIV Premio de la Crítica

diariodeavila.es - miércoles, 2 de marzo de 2016
El escritor zamorano logra su segundo premio con la novela 'El castillo de diamante', que presenta las relaciones históricas entre dos personajes,Santa Teresa de Jesús y la princesa de Éboli

La novela El castillo de diamante, del escritor Juan Manuel de Prada, se ha alzado con el XIV Premio de la Crítica de Castilla y León, que convoca el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, tal y como anunció ayer en Ávila, la directora general de políticas Culturales, Mar Sancho. El jurado ha elegido esta obra entre las nueve finalistas, publicadas en el año 2015. La presentación del fallo del jurado contó con la presencia, además de la directora general, del alcalde de Ávila, José Luis Rivas.
De Prada se ha impuesto a otros ocho finalistas entre los que figuraban José Jiménez Lozano, Gustavo Martín Garzo, Andrés Sorel o Elena Santiago. Además, es el segundo Premio de la Crítica que consigue el escritor vizcaíno, pues ya lo logró en la VI edición, en el año 2008, con su obra Séptimo velo.
El castillo de diamante presenta las relaciones históricas y personales entre los dos personajes centrales Santa Teresa de Jesús y la princesa de Éboli . El miembro del jurado Nicolás Sánchez Miñambres destacó que la novela ha sorprendido por el humanismo que caracteriza a la obra. «Hay                   –dijo– un espléndido estudio de la condición humana de los dos personajes. En la novela hay una extraordinaria humanización que le lleva a un trato extraordinario de contexto geográfico. Es una visión de Juan Manuel de Prada que está por encima de ciertas connotaciones religiosas que todos nosotros hemos atribuido de forma inconsciente a Santa Teresa de Jesús». Prada  presenta en la novela a Santa Teresa a una mujer  extraordinaria valiente. «Una mujer de arriba a bajo, una mujer de rompe y rasga, una mujer entregada y que participa de todos los elementos, no solo de los religiosos: come con sus monjas, funda conventos…» Destacó también la existencia en esta novela de un aspecto que calificó de «erudito espléndido; una formación erudita de la que Prada no sabemos cómo se habrá influido, como la habrá manejado. Qué conductos y fuentes…» En este sentido indicó que este aspecto ha sido destacado en libros publicados después de El castillo de diamante, que confirman que «esa especie de hipótesis erudita o literarias que Juan Manuel de Prada ponía como elementos literarios se han confirmado históricamente».
Otro de los portavoces del jurado, el periodista Jesús Fonseca, destacó la valía literaria de Juan Manuel de Prada de quien dijo que poseía aquello que decía San Juan de la Cruz de ‘ese no se qué que se halla por ventura’. Destacó en este sentido que Juan Manuel de Prada dice siempre mucho más de lo que dice y que tiene, sobre todo, «una capacidad que pocos escritores tienen en esta hora de España para escribir una novela histórica  que tu la lees y es como si estuvieras leyendo una novela de rabiosa actualidad». «Ahí está –prosiguió afirmando– el pulso por la libertad, la capacidad para decir lo que es, cómo es y no cómo conviene que sea. La valentía y la rebeldía para no convertirlo todo en aparato de agitación y propagando. Estoy hablando de la novela. Todo eso está aquí en estas páginas. Es admirable. Es una cosa que solo él tiene: esa capacidad para acercar por ejemplo, para levantar y aupar la vida desde lo más frágil, desde lo más humano, pero a la vez como lo más divino». Destacó también que Juan Manuel de Prada ha hecho en esta novela una tarea de investigación profunda y que ha sido capaz de saber expresarlo y de «urdir toda esta trama desde la realidad actual, acercándolo a lo que está pasando. En un momento en que se quieren liquidar dos mil años de historia en nombre de la modernidad, es asombroso y es de agradecer que haya novelistas insobornables como Juan Manuel de Prada, que sean capaces de hablar de verdades eternas como habla en esta novela». 
El jurado estaba formado por  el director de el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, Gonzalo Santonja, el director de ‘El Norte de Castilla’, Carlos Aganzo, la redactora del ‘Diario de Burgos’ Inmaculada López de la Hera, el crítico literario y ensayista leonés Nicolás Sánchez Miñambres, el director del ‘Diario de León’ Joaquín Sánchez Torné, el director de ‘El Mundo. El Correo de Burgos’ Ricardo García Ureta, la responsable de la sección ‘Culturas’ de ‘el Norte de Castilla’, Angélica Tanarro, el catedrático José Carlos González Boixo, el jefe de la seccion de Cultura de ‘Diario de Ávila’ David Casillas Abejón, el profesor de Literatura en la Universidad de Burgos Pedro Ojeda, y el delegado de ‘La Razón’ en Castilla y León Jesús Fonseca. 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Ávila se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD