Diario de Ávila
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Gracia Querejeta: "No me puse a seguir las quinielas de los Oscar"

ALVAR CARRETERO - jueves, 16 de enero de 2014
La directora de '15 años y un día', que se quedó a las puertas de optar a la dorada estatuilla, disecciona las claves de su último trabajo, muy similar a los anteriores

Al final no pudo ser y 15 años y un día se quedó fuera de la fiesta de los Oscar, aunque hay otra más cercana, el próximo 9 de febrero, la de los Goya, en la que la cinta de Gracia Querejeta opta a siete cabezones, incluidos el de Mejor Película y Dirección.


¿Cómo fue su primera experiencia en Hollywood? Nunca antes había cruzado el charco para promocionar un filme y aquí estuvo una semana antes -13 de diciembre- de que la Academia dictara sentencia y la dejara fuera.
A finales de septiembre, cuando salió la película nominada por la Academia (española), yo me puse a trabajar en una serie de televisión, y me olvidé un poco de este tema. Hablaba de cuando en cuando con Gerardo (Herrero)  y Mariela (Besuie), productores de la película, y me decían «tendrás que ir en algún momento», «vas a a tener que ir a Los Ángeles». Hasta que llega el momento de venir y ver. De repente, te encuentras aquí con un montón de académicos de Hollywood, viéndoles a un palmo de ti, no me podía imaginar que podía ser tan cercano.


Sería muy emocionante.
Me sentí muy impactada por la cercanía del encuentro. Y es entonces cuando te crees que estás en una campaña, en una carrera. Más allá de eso fue un acto por un lado entrañable y, por otro, instructivo. No es tan fácil llegar hasta aquí, es una experiencia más independientemente de lo que vaya a pasar después.


Las otras películas seleccionadas para los Oscar eran Alacrán enamorado, La gran familia española, Caníbal y la suya, contra las que compite de nuevo en los Goya. Cuando le dieron la noticia, ¿cómo se sintió?
Me llamaron de la radio. Y días después, cuando ya se eligió 15 años y un día, me volvió a llamar la radio, se adelantaron a la productora y fue un shock energético, y no voy que exento de cierta incredulidad, porque una piensa que el resto de las películas tienen más posibilidades. Pero esta vez me toco a mí.


¿Tienen planes de distribución en Estados Unidos?
Están a la búsqueda de una distribuidora americana. Veremos a ver lo que pasa. Independientemente del Oscar, es una película que podría tener una vida pequeña comercialmente en EEUU. ¿Por qué no? La cinta habla de cosas que todo el mundo entiende.


Este año ha sido el que más películas extranjeras se han enviado a Hollywood, 76. ¿Siguió las quinielas?, ¿vio alguna?
No, sé algo de Gloria. No quise entrar en esa cosa de ver cuáles son tus competidores. Además, es absurdo, nunca voy a poder ver 75 películas. Tampoco me puse a leer estadísticas, críticas ni quinielas.


En 15 años y un día  encontramos en la adolescencia un tema ya tratado en Héctor y Siete mesas de billar francés, algo muy de televisión. ¿Va a seguir haciendo películas con este tipo de historias y personajes?
Son las historias que me interesan, me da igual que sean para la tele. Los Soprano está hecha para la pequeña pantalla y habla de una familia de mafiosos, pero una familia a fin de cuentas. Esas son las tramas que a mí realmente me gustan, las que a las personas les suceden. Nunca he estado muy interesada por la ciencia ficción, sinceramente.


¿Seguirá entonces por esta senda en su próximo proyecto?
No tiene tema familiar, aunque es sobre lo que les sucede a las personas, y en este caso si desean renunciar a toda su integridad a cambio de dinero o no.


En un plano más de actores, aparte de Maribel Verdú, Tito Valverde gustó mucho aquí en Los Angeles. ¿No le dio miedo que la gente lo asociara con la televisión, debido a su experiencia como El comisario?
No me importó para nada la carrera en televisión de Tito. Me decían «¡Pero si ha hecho El comisario tantos años!», Y yo respondía que me daba igual. Si la película y el guión están bien, la gente se va a olvidar desde el minuto uno que es el comisario.


¿Cómo encontró a Arón Piper, la verdadera estrella del filme?
A base de buscar y muchos castings. No tardó mucho en salir, pero fue con pruebas y más pruebas y más pruebas . Y mucho ir y venir, ya que vive en Luarca, en Asturias. Luego hicimos un corto juntos, que es un gajo de 15 años y un día, que se llama Fracaso escolar, y tiene mucho que ver con la película, ya que salen los mismo personajes y fue su prueba de fuego, que superó con creces.


Ésta es la primera película que hace sin su padre. ¿Qué ha supuesto para usted trabajar sin él?
Yo se la dediqué, ya que fue la primera película que hacía sin el, con otra compañía que no era la suya propia. La dedicatoria tenía que ver con eso, pero, desgraciadamente, justo después del estreno, mi padre murió. Alguien pensó que la dedicatoria a mi padre en la película era porque murió, pero no fue así. Se la dediqué única y exclusivamente porque me daba la gana, eso lo primero, pero porque era la primera película que producía sin él. Fue una decisión que no tenía nada que ver con su enfermedad. Para nada. 

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter

>Resultados Deportivos

Fútbol
Burgos 2 Real Ávila 1 Finalizado
Real Madrid 1 Tottenham 1 Finalizado
Qarabag 0 Atlético 0 Finalizado
Diario de Ávila
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Ávila digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol