Diario de Ávila
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Turismo

El Hotel Valderrábanos se pone al día con unas instalaciones más modernas

Eduardo Cantalapiedra - miércoles, 31 de diciembre de 2014
La familia Beltrán-Meneses ha retomado las riendas del alojamiento y ha llevado a cabo una amplia reforma que afecta a una planta de habitaciones, salones, cafetería y zonas nobles

El Hotel Palacio de Valderrábanos, que pasa por ser uno de los alojamientos más emblemáticos de la ciudad de Ávila, se ha puesto al día gracias a un profundo lavado de cara en sus instalaciones. De la mano de la familia Beltrán-Meneses, que ha retomado hace un año las riendas del establecimiento, el pasado mes de febrero comenzaban unas obras de reforma que todavía hoy se están ultimando y que han afectado principalmente a una planta de habitaciones, los diferentes salones, la cafetería y la zona noble del hotel.
Tal y como explica  su director, Raúl Francisco, que se puso al frente de este alojamiento el pasado mes de mayo, después de más de 20 años de trayectoria profesional dentro del sector hostelero, diez de ellos en la cadena Meliá, y que ha pasado por alojamientos como el Hotel Cándido de Segovia, el Hotel El Espinar o el Tryp Comendador de Los Ángeles de San Rafael, el objetivo de la reforma es «actualizar las instalaciones y relanzar un hotel que en su momento fue muy importante para esta ciudad, pero que ya necesitaba una puesta al día».
De esta forma, en una de las plantas de habitaciones se han cambiado suelos y cuartos de baño y se han pintado las paredes, únicamente a falta de pequeños cambios que están en proceso y que hacen referencia, por ejemplo, al cambio de las puertas por otras de cerradura electrónica.
Pero además se ha reformado la cafetería, dándole un aire mucho más moderno y adaptado a los nuevos tiempos, para convertirse en un espacio abierto también al cliente local;y los diferentes salones, que ahora tienen un carácter polivalente. «Antes teníamos un salón social y ahora su polivalencia nos ofrece más posibilidades, pues podemos celebrar reuniones, pequeñas convenciones y banquetes en un espacio con luz natural y vistas a la Catedral de Ávila», comenta Raúl Francisco, quien añade que «también se ha reformado el salón destinado a la celebración de banquetes de boda o comuniones, que es otro segmento que queremos relanzar y que de hecho ya se está haciendo, porque contamos ya con varias reservas de cara a 2015».
«Esperamos que la singularidad de este edificio del siglo XIV y las reformas efectuadas redunden en unos buenos resultados, pues hemos lavado la cara al hotel con la mirada puesta en la celebración del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús», subraya el director del Palacio de Valderrábanos, quien apunta al respecto que «ya contamos con varias reservas, fundamentalmente de grupos de turistas asiáticos y nuestras previsiones son de que a partir de mediados de marzo el nivel de ocupación sea alto».
No en vano hablamos de uno de los hoteles que desde su apertura en 1971 ha sido un referente turístico para la ciudad amuralla, no sólo por su ubicación, en pleno corazón de la ciudad, y por su historia, sino también, según comenta su director, «por la calidad del personal que trabaja en este establecimiento, pues al final son los que dan vida a los hoteles». En concreto, hablamos de  una plantilla fija de 20 personas de media, a la que en determinados momentos del año se pueden llegar a sumar otras 10 eventuales.
Por todo ello, Raúl Francisco se muestra tremendamente ilusionado con este proyecto en Ávila, a sabiendas de que «no es un reto fácil», y no duda en destacar como valores fundamentales del Hotel Palacio de Valderrábanos «la posibilidad de alojarse en un palacio del siglo XIV situado en el corazón de la ciudad y el trato cercano y familiar que ofrece a todos sus clientes».

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Ávila se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD