Diario de Ávila
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

18 de septiembre de 2018

El Bosco y el Diocesanos velan armas

A.S.G. - viernes, 7 de septiembre de 2018
El Bosco y el Diocesanos velan armas - Foto: Ana I Ramirez
Arranca la temporada para los equipos abulenses en la Regional de Aficionados 2018-2019. Mientras que el Diocesanos visita al Becerril, en el Bosco de Arévalo se preguntan si el Real Burgos se presentará en el Salesianos

Comienza el curso en la Regional de Aficionados 2018-19 y lo hace para el Colegios Diocesanos y el Bosco de Arévalo con la mirada fija en sus objetivos. Si los primeros buscarán pelear por el ascenso de la mano del nuevo proyecto dirigido en este caso por Alberto Fernández Somoza, los segundos se han marcado la permanencia en un regreso a la categoría que será un estreno para muchos –se ha renovado buena parte del vestuario– y entre ellos para su entrenador, Jorge Garcinuño ‘Jordi’.

Arranca el curso para ambos y espera hacerlo el Bosco de Arévalo.Espera porque recibe el domingo a partir de las 18,00 horas en el Colegio Salesianos al Real Burgos, que sigue enfrascado en su particular pelea con la Federación de Castilla y León de Fútbol en su reclamación de ser inscrito en la Tercera División.Desde las filas arevalenses, tranquilidad y normalidad. Los de Jordi han preparado el partido esperando que los burgaleses, que amenazan con presentarse en Cebreros –el teórico calendario de 21 equipos le llevaba este fin de semana a presentarse en El Mancho Ángel Sastre–, acudan finalmente al Salesianos. Si hay o no partido, se verá el domingo.

Quienes no tienen dudas ni del rival ni de lo que tienen en juego desde la primera jornada de la competición es el Colegios Diocesanos, que abordan la primera jornada de la competición ante un recién descendido de Tercera División, el Becerril, que aguardan a los de Somoza a partir de las 18,00 horas en el Mariano Haro.

Rival duro y veterano para el nuevo proyecto de Somoza, que se estrena en la categoría regional y en el banquillo tras su paso por los juveniles del Diocesanos.Lo hace con un vestuario muy similar al del curso pasado y que finalizó cuarto. Les pasó factura la falta de regularidad. La llegada de Jota, ex del Real Ávila y Cebrereña, al centro del campo; de PabloNegro, procedente del División de Honor, a la delantera; o de Héctor Gallego al centro de la zaga pueden ser el plus que necesitase el equipo para abordar, ahora sí, el reto de pelear por la Tercera División.


Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Ávila se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol