Diario de Ávila
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Vivir
A la última

«Los aplausos del público son como el maná que te hace vivir»

Ana Agustín - miércoles, 24 de junio de 2009
Concha Márquez Piquer | Cantante de copla y decana del año 2009

Nació en Buenos Aires (Argentina) en 1946. Hija de la mítica cantante de copla Concha Piquer y ahijada de Eva Perón, Concha Márquez Piquer siguió los pasos de su madre y ha recorrido el mundo de escenario en escenario. Vinculada al mundo del arte en muchos frentes, su popularidad ha sido creciente a lo largo de su amplia trayectoria artística y, aunque prácticamente retirada de los escenarios hace tres años, continúa viajando, una de sus mayores satisfacciones, y acaba de escribir un libro de recetas del mundo en el que aprovecha para hablar de su larga experiencia de vida. Hace unos días recibió en Ávila el premio Decanos del Año 2009 que otorga la residencia de personas mayores del mismo nombre, en reconocimiento a su fructífera carrera artística.

¿Qué sentimiento le produce recibir este premio?

Pues, me parece precioso porque ha sido escogido entre todos los mayores de esta residencia y estoy muy agradecida. Me hace mucha ilusión haber sido merecedora del premio.

¿Qué ha sido lo más gratificante de su vida hasta ahora?

No es nada difícil contestar. Teniendo hijos, lo más gratificante sin duda ha sido tener a mi primera hija con 18 años, a mi segunda, con 21, que murió en un accidente de tráfico, y luego, al cabo de los años, tener a Iris con Ramiro, mi segundo marido (porque me separé de Curro Romero), con quien ya llevo 28 años. Lo más importante es cuando veo a mis hijas y luego, un teatro puesto en pie, aplaudiéndote y diciendo ¡bravo!; igual puede ser en Nueva York que en Santander aunque en Ávila no he actuado nunca. Esto es como el maná que nos hace vivir.

¿Y lo más amargo?

(Contundente) La muerte de mi hija Coral, sin duda alguna. Eso no se puede explicar ni superar nunca. Yo la tengo siempre en mente, todos los días y cuando pasa algo digo «hay Coral, por favor, ayúdame», como si estuviera en casa.

Volvamos a cosas agradables. ¿Aún le preguntan por el baúl de su madre?

Sí. Aquí llevo colgado uno, que era de mi madre también. Están en Villacastín. Allí tenemos una finca y toda la ropa de teatro y todos los elementos como las cortinas, los focos, los cañones y todo lo que llevaba en sus espectáculos están en unas grandes naves allí. Algunas piezas han salido de allí porque me lo han pedido, por ejemplo los responsables del museo de Concha Piquer, instalado en la casa donde nació mi madre. También creo que hay algún traje en Almagro. Lo demás de la compañía está en baúles y los vestidos de mi madre, colgados en unos armarios muy grandes que hay en la casa de la finca.

¿Cómo definiría su experiencia vital?

Sería una definición muy buena. Tengo que darle gracias a Dios porque me ha dado felicidad y han sido pocos momentos los que he tenido amargos y soy muy feliz. Viajo muchísimo. Hemos estado con la hija mayor en El Cairo y hemos recorrido el mundo entero, desde Tailandia, donde vamos am pasar siempre las Navidades y me pilló el tsunami allí. También me gusta mucho ir a la Polinesia francesa, a Bora Bora. Estados Unidos lo conocemos bien, Francia, Italia, los fiordos noruegos...

¿Y ninguna de sus hijas ha seguido sus pasos como artista?

No. La que quería era Coral. Grabó su primer disco en el mes de septiembre, que se llamaba Hermosas despedidas, qué cruel coincidencia, y murió en el mes de noviembre. Ella sí tenía esta vena artística.

Además, escribe usted y acaba de publicar un libro de recetas de cocina, ¿no?

Sí. El libro se llama Sabores y mediante las recetas de cocina de todo el mundo -porque me encanta la cocina- voy contando mi vida a través de todos los viajes que he hecho desde pequeña con los baúles de mi madre. Están las anécdotas que me han pasado durante toda la vida.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter

>Resultados Deportivos

Fútbol
Numancia B 3 Real Ávila 1 Finalizado
Diario de Ávila
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Ávila digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol