Diario de Ávila
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Provincia
El Oso

Un paraíso morañego

Ana Agustín / El Oso - domingo, 15 de enero de 2012
El municipio de El Oso goza de una singularidad, una laguna natural esteparia en la que conviven cientos de aves de más de doscientas especias diferentes que disfrutan de un conjunto de humedales con ciclos de agua y otros secos

En plena estepa morañega, en el término municipal de El Oso se encuentra un pequeño paraíso para la avifauna.

La Laguna, a la que se une la llamada Lagunilla, más cercana al núcleo urbano, se halla a unos dos kilómetros del pueblo y ofrece un hábitat ideal a cientos de aves que se reúnen allí cada otoño para convertir este humedal en su hogar hasta la primavera. Según el último censo realizado desde el Ayuntamiento se han contabilizado hasta 240 especies diferentes de aves.

Desde hace tres años, aproximadamente, el Consistorio de El Oso ha emprendido una serie de intervenciones con el fin de poner en valor este singular paraje, cuyos primeros escritos encontrados datan del año 1.200. Así lo afirma Juan Carlos Rico Jiménez, técnico de Medio Ambiente del Ayuntamiento de la localidad morañega de El Oso, quien añade que, «esta zona, que era de pastos, se anegaba de agua en otoño e invierno y se secaba en verano.

Se trata de una laguna esteparia que, cuando tiene mucha agua, circunstancia que este año no se ha producido debido a la pertinaz sequía que padecemos, puede alcanzar las 20 hectáreas inundadas, «aunque la zona en la que se mueven los animales es más extensa, de unas 40 hectáreas, aproximadamente». Al parecer toda la zona de El Oso debía cubrirse en agua en invierno y esta es la razón de la curiosidad de este paraje tan especial. También las plantas que conviven en esta laguna son muy especiales. «Cuando hemos hecho el listado de plantas han salido un par de especies que se hallan en peligro de extinción y alguna de ellas sólo puede encontrarse en este humedal y en alguna otra zona similar de Salamanca». En estos momentos se han catalogado más de 400 especies de plantas.

Además, también se ha realizado un censo de otro tipo de animales que se benefician de esta laguna, como son las liebres, abundantes en este terreno, las ratas de agua, los zorros...

La tarea más importante realizada por el Consistorio de El Oso «es que hemos hecho un catálogo de toda la flora y la fauna del municipio y hemos puesto los censos para que, a la hora de realizar cualquier actuación sepamos lo que tenemos».

Ahora, durante el invierno, una buena época para visitar esta laguna, conviven grullas, gansos, diversas especies de patos como el ánade real, el pato cuchara, el silbón o la cerceta común. Sin embargo, también se pueden avistar especies de pájaros, menos vistosos por sus pequeñas dimensiones y su vuelo bajo, pero muy interesantes de observar. Además, cabe destacar que el mismísimo águila imperial caza en esta laguna Halcones, esmerejones, cernícalos o otras rapaces también conviven en esta laguna y encuentran en ella su alimento. Diferentes especies de aves esteparias se aprovechan del poco agua que queda en la laguna durante el verano. Cada época del año cuenta con un tipo de fauna u otra siendo los periodos de otoño invierno los más abundantes en avifauna. Y es que, desde el punto de vista faunístico, La Laguna de El Oso es el humedal de mayor importancia dentro de la comarca de La Moraña, al albergar grandes concentraciones de aves acuáticas invernates. Pero, además, durante el verano es uno de los pocos enclaves con agua en muchos kilómetros a la redonda, convirtiéndose, entonces, en un punto clave para la supervivencia de una gran cantidad de aves esteparias, destacando los grandes bandos de ortegas que acuden todas las mañanas a saciar su sed y la de sus polluelos.

Muchas de las especial que pueden observarse ahora permanecerán en La Laguna hasta el mes de marzo, momento en el que emprenderán el vuelo hacia el norte de Europa (Polonia, Alemania...) Un buen observador puede distinguir algunos ejemplares anillados «y gracias a ese distintivo sabemos que proceden del norte de Berlín», afirma Juan Carlos. También desde el centro de observación del Ayuntamiento de El Oso se hace un seguimiento de la movilidad de estas aves. «Hemos encontrado hace poco algunas aves que procedían de Huelva y han decidido quedarse en La Laguna desde el pasado mes de agosto hasta noviembre de 2011».

Una cámara instalada en el interior de La Laguna ofrece la posibilidad de observar en tiempo real, mediante las nuevas tecnologías, en una gran pantalla instalada en el Consistorio el movimiento de todos los animales que conviven en este paraje. Otra posibilidad es acudir a alguno de los dos observatorios instalados en las inmediaciones, construcciones de madera elevadas sobre el terreno que poseen unos miradores o ventanas de observación y que han sido ubicadas recientemente. La cámara permite controlar cualquier movimiento y a cualquier especie que aparezca por La Laguna.

Son diferentes los proyectos que desde el Ayuntamiento se quieren acometer. Uno de ellos consiste en acondicionar una senda desde La Lagunilla hasta los observatorios de La Laguna. El paraje que se observa en este trayecto también goza de un interés especial puesto que lo forman Los Salobrales, espacios que se forman en formas temporalmente inundadas donde la evaporación de estas aguas de origen endorreico favorece la deposición continuada de sales en el sustrato. El paraje es especial y está poblado también por una interesante vegetación.

El objetivo principal del Ayuntamiento es conseguir crear en este año 2012 un centro de interpretación de Las Lagunas, "Lagunas de la Moraña" en el centro del pueblo. Para ello se contará con una subvención de Adrimo que financiará el 80 por ciento de los 250.000 euros que costará esta infraestructura. Este puede ser el motor para un tipo de turismo muy especial.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Diario de Ávila
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Ávila digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol