Diario de Ávila
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Opinión
TRIBUNA LIBRE

Segunda carta desde Ecuador

Rubén García Alonso - miércoles, 14 de diciembre de 2011

Y A a la venta la nueva «Barbie moreno natural», una muñeca que broncea su cuerpo mientras tú juegas con las amigas en la piscina. Seguro que todo el mundo os miran cuando pasen a vuestro lado... «...El nuevo «Súper-coche destructor», con el que podrás aniquilar los automóviles de tus amigos, siendo tú el rey de la pista. No lo dejes escapar...»

Probablemente, titulares como estos estén inundando todos vuestros hogares durante las últimas semanas, mientras se oyen gritos de «para Reyes quiero eso, mami», a la vez que tomáis el catálogo de la juguetería más cercana para hacer una «X» al lado de dicho «producto» (que no juguete).

A estas alturas de mes, también estaréis empezando a retomar el contacto con los familiares a los que dejáis de ver durante el resto del año para intentar organizar las cenas de Noche Buena, Noche Vieja, o las comidas de Navidad, Año Nuevo, Reyes, para que ningún miembro de la familia se quede «solo» en esos días tan especiales... Las amas de casa (y algún que otro amo), tendréis una «lista de la compra» pegada con un imán a la nevera con infinidad de productos para preparar esos opulentos banquetes de los que todos disfrutaréis en unos días (y seguiréis disfrutando hasta terminar la ingente cantidad de comida cocinada, en el caso de que no se tire toda ella a la basura), buscando el lugar donde se vendan a mejor precio para ajustarse lo más posible al presupuesto de estas fiestas. Otras/os ya habréis comprado algún alimento hace días para evitar la subida desmesurada de precios que a partir del quince de diciembre contagia a todo vendedor; seguramente, el vestido o traje que vayáis a utilizar en la fiesta nocturna de la madrugada del veinticuatro y treinta y uno ya esté colgado en el armario, al lado de unos fantásticos zapatos y unas potentes pastillas quema-grasa para evitar esas odiadas «arrugas» que suelen salir en la parte media delantera del cuerpo...

Os estaréis preguntando por qué estoy relatando la realidad que durante estas fechas se está viviendo o se va a vivir en España. Pues bien, os cuento esto porque aquí, en la comunidad en la que vivo, nada de eso sucede: ni anuncios en la tele, ni cenas copiosas de celebración, ni decenas de caprichosos regalos, ni vestidos de fiesta... NADA.

Sí es cierto que para ellos, el nacimiento de Jesús es un hecho importante en su vida como evangelistas (porque eso es lo que se celebra en estos días, por si a alguno se le había olvidado...), y que el cambio de año también tiene un fuerte significado como personas espirituales e hijos de la «Pacha mama» (»madre naturaleza», en su dialecto quichua) que son, pero no tienen la necesidad de derrochar cantidades ilógicas de dinero (y, aunque quisieran, no podrían) en regalos o en cenas para saciar la ansiedad consumista y borreguil en la que occidente está inmerso. Claro que los niños (por desgracia, no todos) recibirán su regalo (singular) como cada año (un paquete de galletas, un bollo de leche, un pantaloncito nuevo que utilizarán hasta las próximas navidades) y que se reunirán en familia para comer y cenar en estos días tan señalados (plato de sopa de primero y pollo con arroz de segundo), pero al día siguiente, tanto niños, jóvenes como adultos, regresarán como cada jornada a sus «trabajos» para conseguir algo de dinero extra y así poder compensar los «excesos» económicos que hayan hecho durante las fiestas.

Algunos lo llaman «cuesta de enero», otros «crisis de inicio de año», o utilizan expresiones como «ajustarse el cinturón». Creo que no encuentro ninguna expresión para poder definir la situación en la que se van a encontrar estas personas durante las próximas semanas (y meses); para ellos la cuesta no tiene descanso y el cinturón... creo que no tienen dinero para poder tener uno; aún así, siguen con sus vidas como mejor saben, dando a los suyos (y a los que estamos de paso) todo el cariño y la alegría que poseen que, de eso, son absolutos millonarios.

Hoy, no voy a despedirme yo. Hoy, uno de esos niños que no sabe si podrá tener algún presente el día de reyes, os quiere regalar una sonrisa llena de inquietud e inocencia. Cada vez que recordéis la imagen que acompaña esta segunda carta espero que, al menos, algún sentimiento recorra vuestro cuerpo (cada día así sucede en el mío).

Sólo reiteraros que tenéis mi correo electrónico a vuestra disposición:

rugara87@hotmail.com,

y la dirección del blog en el que cada quince días intento escribir: http://experienciaecuador.blogspot.com,

para cualquier cosas que necesitéis o cualquier información que deseéis referente a las donaciones económicas para esta comunidad.

Seguid siendo muy felices.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter

>Resultados Deportivos

Fútbol
Real Madrid 0 Betis 1 Finalizado
Athletic 1 Atlético 2 Finalizado
Ávila Auténtica 79 Aquimisa Zamora 70 Finalizado
Diario de Ávila
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Ávila digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol