Diario de Ávila
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Opinión
VOLUNTARIADO INTERNACIONAL

Cartas desde Ecuador (I)

Rubén García Alonso - miércoles, 16 de noviembre de 2011

El día 9 de noviembre se cumplió un mes desde que aterricé en plena selva amazónica ecuatoriana, y digo plena porque, la parroquia de Chonta Punta, se encuentra rodeada de una exuberante vegetación virgen, a más de tres horas «en carro» de cualquier atisbo de civilización semejante a la que conocemos en España. Podría decir que parece que fue ayer cuando recorrí el puente de madera que atraviesa el río Humuyacu pero, realmente, el comienzo de esta experiencia fue muy duro, así que diremos que «parece que fue antes de ayer...».

La labor que venimos realizando en la «Colonia Los Ríos», comunidad donde paso las veinticuatro horas del día, consiste en impartir clases de diferentes áreas (matemáticas, inglés, lógica, ciencia, computación...) en una escuela de educación a distancia a estudiantes de octavo de educación básica hasta tercero de bachillerato, con edades comprendidas entre los catorce y los cuarenta y siete años; aunque la mayor parte de ellos son adolescentes (las diferentes clases se forman según el nivel de conocimiento, independientemente de la edad). Cada curso acude una vez por semana a la escuela, ya que trabajan los otros seis días de la semana para poder aportar algo de dinero a sus familias (teniendo en cuenta que el sueldo diario medio de los trabajadores de esta zona de Ecuador es de siete dólares -al cambio, unos cinco euros- se hace complicando mantener la casa sólo con las ganancias de los progenitores). Estos chicos trabajan de sol a sol en las plantaciones de cacao, plátano, recogiendo arroz, vendiendo productos en mercados ambulantes, recogiendo material «reutilizable» en vertederos... Otro tipo de intercambio de productos a través del cual los habitantes de esta zona del mundo sobreviven es el trueque: yo te doy un kilo de arroz y, a cambio, tú me das unas libras de carne.

También participamos en talleres de manualidades con los más pequeños, una vez por semana.

Al leer estas palabras, muchos estaréis pensando: «¡pobre gente, no sé cómo pueden salir adelante...»! Cierto es que no tienen las mismas posibilidades económicas y/o culturales que nosotros, pero en «saber vivir» nos llevan mucha ventaja. Niños sin zapatos, jugando con palos y piedras pero con una sonrisa permanente en la boca que dejaría helado a cualquier fabricante de juguetes; familias que un día tienen para comer, pero que al siguiente no saben si van a poder hacerlo y, a pesar de ello, te invitan a cenar a su casa con una amabilidad y generosidad que no había visto antes; hombres y mujeres trabajadores, que relatan con orgullo su difícil bagaje vital hasta el momento presente...

Y ese momento presente es el que estas humildes personas aprovechan y exprimen hasta la última gota de jugo. Aquí no existen ni ahorros, ni planes de pensiones; la gente no vive para trabajar, trabaja para vivir o, mejor dicho, la gente ¡VIVE! Por eso, deberíamos recapacitar y analizar quién es esa «pobre gente» realmente: ellos, que aman la vida por encima de todo, o nosotros, que pasamos por la vida sin darnos cuenta.

Con esta reflexión concluyo hoy, sin olvidarme de facilitaros mi correo electrónico, rugara87@hotmail.com, y la página web del blog en el que intento escribir, siempre que tenga posibilidad, las novedades existentes desde Ecuador, http://experienciaecuador.blogspot.com, por si alguien desea conseguir más datos sobre este proyecto o consultar cómo realizar alguna donación económica para la escuela.

Sed muy felices.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter

>Resultados Deportivos

Fútbol
Real Madrid 0 Betis 1 Finalizado
Athletic 1 Atlético 2 Finalizado
Ávila Auténtica 79 Aquimisa Zamora 70 Finalizado
Diario de Ávila
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Ávila digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol