Diario de Ávila
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Local
Patrimonio

La Muralla estará un año en obras desde mañana por la restauración del lienzo oeste

Mayte Rodríguez/Ávila - domingo, 24 de abril de 2011
Los trabajos empezarán a desarrollarse en el cubo 41, el «único punto conflictivo» de ese tramo por su delicado estado de conservación.

Después de unos meses sin grandes andamios en la Muralla, de nuevo esa inequívoca señal de obras estará presente en el principal monumento abulense. Mañana mismo empezarán los trabajos de restauración del lienzo oeste, el que se sitúa frente al Puente Adaja y linda con el río, según confirman a este diario fuentes del Ayuntamiento de Ávila. La previsión es que nueva esta obra de rehabilitación de la fortaleza se prolongue en el tiempo en torno a un año, ya que «aunque el plazo de ejecución son trece meses, quizá ese tiempo pueda acortarse», apuntó la arquitecta municipal Cristina Sanchidrián.

Aunque el lienzo en el que se intervendrá desde mañana tiene «las mismas» deficiencias de conservación que el resto del monumento, se trata de un tramo con «patologías» extras que suman «dificultades técnicas» a la obra de restauración, admite Rosa Ruiz, arqueóloga del Ayuntamiento. Y una de ellas es el delicado estado en el que se encuentra el cubo 41 (el que hace esquina con el lienzo norte de la Muralla), que presenta «varias grietas y problemas de cimentación», lo que para empezar obligará a llevar a cabo «análisis geotécnicos sobre la propia roca» en la que se asienta, detalló Ruiz.

Por su parte, la arquitecta municipal admite que la restauración que arranca mañana «empezará en el cubo 41 porque es el único punto conflictivo» del tramo oeste de la Muralla debido a «la grietas preocupantes y los abombamientos» que presenta, además del «problema estructural» mencionado por la arqueóloga y que, entre otras cosas, provoca que «los ripios se desprendan».

No obstante, advierte que será necesario «hacer pruebas para descubrir el daño que tiene» el cubo 41. Y para efectuar esa labor de pormenorizados análisis, se cuenta con la colaboración de la Escuela Politécnica de la Universidad de Salamanca (USAL) con sede en nuestra ciudad y del Instituto de Patrimonio Cultural.

El hecho de que haya «fisuras en la roca madre» sobre la que se asienta el cubo 41 de la Muralla provoca la «entrada del agua», lo que acaba deteriorando los cimientos y dejando la roca «al descubierto», de ahí la necesidad de «protegerla» mediante una intervención similar a la que ya se llevó a cabo en algún cubo situado en el tramo de la Muralla del Paseo del Rastro.

El lienzo que va a restaurarse ahora constituye «la zona más baja de todo el recinto amurallado», por ello en esa zona el monumento sufre en exceso las humedades, ya que «toda la escorrentía va a parar hasta allí», explica la arquitecta municipal. Algunas de las humedades son perfectamente visibles a simple vista porque, de hecho, invaden algunos de los paños del monumento en su cara externa, llegando incluso a haber «un desagüe en la propia Muralla», afirma la arqueóloga.

Aunque las labores que se acometan en el cubo 41 serán las más complejas debido a su frágil estado, las obras de rehabilitación que se desarrollen durante los próximos trece meses a lo largo del tramo oeste también abarcarán los paños del monumento comprendidos entre los cubos 41 y 53, tanto en la cara exterior como en la interna, el adarve y las plataformas de los mencionados cubos.

Los trabajos de restauración -adjudicados a la empresa Volconsa- se centrarán en la ya aludida eliminación de humedades, en la supresión de la vegetación y en la consolidación de las fábricas de la Muralla, para lo cual se repondrán los rejuntados perdidos y se procederá a la fijación de los ripios que sirven para acuñar los sillares.

En definitiva, «será una restauración parecida a las que ya se han hecho en otros tramos» de la fortaleza abulense y su objetivo fundamental será «solventar las patologías que sufre la Muralla para que el monumento transpire lo mejor posible», destacó la arquitecta municipal.

El presupuesto que se invertirá en la ejecución de estos trabajos asciende a 873.000 euros, de los que tres cuartas partes serán sufragadas por el Ministerio de Fomento a través del "Uno por ciento Cultural", mientras que el 25% restante correrá a cargo de las arcas del Ayuntamiento de Ávila. Cabe recordar que, a raíz del concurso, se produjo una rebaja del presupuesto base de licitación, que inicialmente estaba cifrado en 1,1 millones de euros, por lo que ambas administraciones habrán de determinar a qué fines destinar la cantidad restante.

Cuando estos trabajos de restauración hayan concluido dentro de un año, ya estará acometido el 65% de la rehabilitación integral del recinto amurallado iniciada hace algo más de cinco años y en la que se han invertido más de cinco millones de euros gracias a la colaboración económica y técnica entre el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de Ávila que ambas partes valoran positivamente.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Diario de Ávila
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Ávila digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol