Diario de Ávila
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Local
Cultura

«Los desaciertos de Rojas empeoraron el texto original de "La Celestina"»

Ical - lunes, 25 de octubre de 2010
El abulense José Antonio Bernaldo de Quirós, profesor del Jorge Santayana, investiga el supuesto plagio que el célebre autor realizó de una obra anónima

Con la edición de la "Comedia de Calisto y Melibea", José Antonio Bernardo de Quirós, doctor en Filología Hispánica y profesor de Lengua y Literatura en el IES Jorge Santayana de Ávila, saca a la luz lo que pudo ser la versión original de "La Celestina" antes de que el bachiller Fernando de Rojas dejara su impronta en ella, "empeorando" con sus añadidos el texto primitivo que encontró. Esta edición recoge las hipótesis que discrepan de la doctrina dominante en la crítica, que continúa defendiendo que Rojas escribió los actos II a XXI de la "Tragicomedia de Calisto y Melibea" y que sólo el acto I es obra de un autor anónimo anterior. Sin embargo, esta nueva teoría defendida por el investigador abulense mantiene que Rojas partió de un texto más extenso que llegaba hasta casi el final del actual acto XIV. El bachiller no sólo añadió los últimos actos, sino que intercaló textos diversos entre lo ya escrito por el autor anónimo. Una intervención que ha tenido consecuencias como dificultar la acción dramática y la verosimilitud de una obra concebida en sus orígenes para ser representada.

¿En qué consiste esta edición?

Arranca de la hipótesis de José Guillermo García-Valdecasas de que "La Celestina" pasó por tres fases en su elaboración: la primera, la del manuscrito original, anónimo. Contenía 14 actos y estaba inacabado. La segunda fase, la "Comedia de Calisto y Melibea", fue la primera versión impresa de la obra. Aquí ya intervino Fernando de Rojas, cuya aportación fue añadir dos actos al original e intercalar textos en los actos anteriores. En tercer lugar, la fase de la "Tragicomedia de Calisto y Melibea", en la que el propio Rojas añadió otros cinco actos. La idea de partida es que el autor anónimo era muy superior a Rojas. Por tanto, se trata de restaurar los textos de este autor. Para ello, en lugar de la "Tragicomedia" editamos la "Comedia"; además, dentro de ésta, diferenciamos con letra redonda los textos originales y con letra cursiva lo que consideramos que Rojas añadió.

¿Y qué se consigue con este trabajo?

Nos acercamos a la verdad, al conocimiento exacto de esta obra, que siempre ha sido un enigma. Con esta edición cualquier lector, aunque no sea especialista, puede comprobar que en efecto en "La Celestina" coexisten dos estilos muy diferentes: claridad, concreción, realismo… del primer autor; latinismo, retórica… de Rojas. Cualquier lector que se tome la molestia puede comprobar que, leyendo sólo los textos del primer autor, se encuentra con una obra teatral de primerísima magnitud, empeorada por los desaciertos de Rojas.

Entonces, ¿es mejor la versión corta, es decir, la Comedia, que la versión larga de la "Tragicomedia"?

Hay muchos críticos que defienden que la versión larga es mejor; otros pensamos que es una opinión muy equivocada. Creo que García-Valdecasas ha probado hasta la saciedad el desacierto de casi todos los añadidos de Rojas, pero mucha gente no ha leído su magistral libro. El propio Menéndez Pelayo, que era partidario de la versión larga, reconocía con honradez que gran parte de los añadidos eran desafortunados.

Si es así, ¿por qué se edita siempre la "Tragicomedia"?

Este hecho ya empezó en el siglo XVI. En la versión corta hay sólo una escena amorosa de Calisto y Melibea antes del final trágico, lo que a los lectores les pareció muy poco: se quedaban con la miel en los labios. Rojas, atendiendo a sus deseos, añadió cinco actos, en los que alargó las relaciones amorosas durante un mes, causando un estropicio en la estructura y coherencia del drama. Pero desde entonces las editoriales, si querían ser competitivas, tenían que dar el texto más abultado, no el mejor. Lo mismo pasa en nuestros días.

Si tiene tantos defectos, ¿cómo explica el éxito que ha obtenido siempre la "Tragicomedia"?

Porque el texto original era de tal categoría artística que, a pesar de las intervenciones de Rojas, la versión larga sigue conservando un altísimo nivel. García-Valdecasas explica muy bien la situación con una comparación pictórica: si sobre un cuadro de Velázquez algún pintor aficionado añade un buen número de retoques, el cuadro sigue siendo excelente; pero si un restaurador quita los retoques y contemplamos el original, mucho mejor.

Es usted muy crítico con Fernando de Rojas.

No, no, no. En primer lugar, gracias a él, que quedó impresionado al leer la obra original, se salvó el manuscrito; en segundo lugar, él, seguramente, hacía sus añadidos de buena fe, creyendo que mejoraba la obra y le daba mayor dignidad literaria. Pero desgraciadamente él no era un escritor de talento, era un abogado aficionado a las letras. De hecho, nunca más volvió a escribir, que sepamos.

Ahora usted nos dice que al autor anónimo le pertenecen 14 actos. Pero siempre hemos oído que sólo le pertenece el primer acto y que el resto es de Rojas.

Sí; ésta es la teoría mayoritaria, y se apoya en una base: en un texto que precede a la obra se afirma que la parte del primer autor es el primer acto. Pero lo que muchos lectores no saben es que esta afirmación es una enmienda tardía. Lo que decía el prólogo original era que en el margen se marcaba con una cruz dónde terminaba el texto primitivo. Como esa cruz se perdió, alguien (no sabemos quién) la identificó con el primer acto.

¿Qué repercusiones en el ámbito académico y literario cree que tendrá la edición de la "Comedia", de la nueva o más bien, según esta teoría, originaria "Celestina"?

Mi único propósito es mostrar al público la hipótesis de García-Valdecasas, y llevarla a efectos prácticos ofreciendo un texto asequible al gran público. En el ámbito académico las cosas se van moviendo muy lentamente. Aunque esta teoría está recibiendo adhesiones, una buena parte de la crítica especializada no comparte nuestras ideas, cosa que comprendo y respeto; pero otra parte suele rechazar, por principio o por pereza, las nuevas ideas, sin someterlas a un examen objetivo. La historia de la ciencia está llena de ejemplos.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter

>Resultados Deportivos

Fútbol
Burgos 2 Real Ávila 1 Finalizado
Real Madrid 1 Tottenham 1 Finalizado
Qarabag 0 Atlético 0 Finalizado
Diario de Ávila
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
Diario de Ávila digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol