Diario de Ávila
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

27 de abril de 2018
Local
Religión

De la mano con Santa Teresa

Beatriz Mas. Ávila - domingo, 19 de octubre de 2008
El obispo, Jesús García Burillo, presidió la bendición de la capilla dedicada a Ana de San Bartolomé, en la Universidad de la Mística

La beata Ana de San Bartolomé, compañera de Santa Teresa, ya tiene su primera capilla consagrada, una vez que el obispo de Ávila, Jesús García Burillo, pronunció las palabras de bendición sobre esta capilla, situada en la Universidad de la Mística.

Se trataba de una ocasión especial, y como tal, al acto de bendición acudieron padres carmelitas, miembros de la Fundación Ana de San Bartolomé o el embajador de Bélgica en España. Todos ellos fueron saludados por el obispo, quien presidió una celebración en la que no faltaron palabras para recordar a la beata y su relación con Santa Teresa. Así, García Burillo recordó como Ana de San Bartolome transmitió la enseñanza teresiana y fundó los Carmelos en París. También hubo palabras para recordar su trabajo en Europa hasta el momento de su muerte.

Bendición. Estas fueron las palabras del obispo, quien fue el encargado de la bendición de la capilla y el altar donde se encontraban diferentes reliquias, entre las que no faltaban las de Ana de San Bartolomé, cedidas por la priora de Amberes.

Además, la pequeña capilla se llenó de invitados y público que asistieron a la primera celebración religiosa que acogió la ya consagrada capilla.

Sin embargo no se trataba únicamente de la bendición de la capilla sino también de su presentación, convirtiéndose así en la primera dedicada a la beata. En ella se podía ver el cuadro "Y el almendro floreció", obra en la que se recrea la muerte de Santa Teresa en los brazos de la beata. Este cuadro está pintado por Isabel Guerra y ha estado expuesto en el museo del Monasterio de la Encarnación de Madrid.

Grupo Promecal
Diario de Ávila se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol