Diario de Ávila
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

20 de enero de 2019

#

Fiestas del Cristo de Navalperal de Pinares

FIESTAS EN NAVALPERAL DE PINARES
14 DE SEPTIEMBRE 2018
Con motivo de la celebración de la fiesta de la Exaltación de santa Cruz, Navalperal de Pinares como otros muchos pueblos de la provincia celebran a su patrón bajo la advocación del Santísimo Cristo de la Indulgencia de la cual quiero hacer una pequeña crónica y espero que aparezca en su Diario.
Es muy emocionante, cómo todos, vecinos y conocidos del pueblo procuran asistir a pesar de que no siempre pueden por el trabajo o la familia, pero de diversos puntos como Australia, Barcelona, Bilbao, Madrid, Salamanca, Burgos, Ávila se acercan en su día y lo reservan con mucho cariño como se experimenta todos los años su sobre todo éste a pesar del día de la semana sea.
No me voy a fijar en lo tradicional de la novena, traslado del Cristo de la Ermita donde se encuentra “prisionero” todo el año y parece que le dan nueve días de libertad subiendo a la tremendo buque que emerge entre los pinos en el alto del pueblo que es la Iglesia. Allí creo que se encuentra más ancho por lo menso estos días.
Luego el 14 creo que algo de tristeza le envuelve a esa mirada tan sugerente y viva, porque es un Cristo vivo, que mira al horizonte como buscando la mirada del Padre de los cielos y su misericordia que aquí se envuelve en “Indulgencia”. Yo creo que es esta expresión de vivo, esta mirada lo que a todos los “coritos” (antiguos segadores de guadaña) nos fascina y por eso venimos haciendo lo imposible por acompañarle por lo menos en la bajada a su sitio reservado.
Pero este año me ha impresionado la homilía de nuestro joven párroco Don Hervé Plaza García que se ha fijado en su breve y certera homilía de la doble mirada primero la suya hacia cada uno que no es otra de de amor (para Dios, Mirar es amar) y la de cada uno que espera de su piedad compasiva el perdón. Y enumerando aquellas faltas en las que hemos podido ser débiles, nos anima a que esas dos miradas se crucen de tal forma como dos que se dan la mano en señal alegría y perdón, como una pequeña conversión que se realizara cada año.
Si a eso añadimos alguna cita de la Santa que en su año Jubilar como: “Mira que te mira” y es cierto como si asintiéramos todos, o lo que les decía a sus monjas: “Solo os pido que le miréis”, es como si el Cristo de Navalperal estuviera hecho o inspirado en sus escritos. “Mirad que amor tan grande nos ha tenido…”
Para mi este año ha tenido esta especial vibración y creo que no perdíamos el ojo. Por eso hemos salido alegres y contentos todos marchando por las calles del pueblo, más seguros con ÉL en medio y hasta la Banda de música, con sus himnos y piezas clásicas que nos acompañaba se deshacía con sus compases que todos tratábamos de seguir y les tuvimos que auxiliar con agua que se deshidrataban. ¡Bien por la Banda, que es casi una orquesta!
Así resultaron los bailes en la plaza y después la despedida a la entrada a su sede.
14 de septiembre 2018
Emilio Iglesias

Emilio Iglesias | 14/09/2018
> Haz tu comentario
Haz click en el recuadro
Apodo Correo electrónico* Web
Acepto el aviso legal
  • Los comentarios reflejan las opiniones de los lectores, no de Diario de Ávila.
  • No se aceptarán comentarios que puedan ser considerados difamatorios, injuriantes o contrarios a las leyes españolas
  • No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
  • Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.
  • Diario de Ávila se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.
#
Envíanos tu colaboración

Queremos que nos cuentes tu experiencia. Envíanosla y la publicaremos cuanto antes.

Grupo Promecal
Diario de Ávila se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD