Diario de Ávila
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

19 de julio de 2018

#

Las madres tóxicas

La relación con la madre es quizás de la más importante que se establece en la vida.
De ahí que si esta es mala las consecuencias para el hijo y, posiblemente más para la hija, pueden generar muchos conflictos en la personalidad y en el futuro del adulto.
La figura de la madre es sagrada en prácticamente todas las culturas y a lo largo de la historia.
Sin embargo no siempre la madre es una buena madre: Ser una buena madre implica generar una serie de sentimientos en los hijos que conduzcan a caminar seguros por la vida.
Esto, que parece tan de serie, no siempre sucede y cuando una mujer no ejerce como madre: tal y como la psicología de su hijo requiere, lo más probable es que este, el hijo, no solo no pueda reconocerla de adulto como madre, sino que es lógico que no quiera hacerlo:
• Reconocer que una madre no ha sido una buena madre es duro y puede ser traumático.
Este trabajo está fundamentado, en parte, en la entrevista que hace Gema Lendoiro a Olga Carmona, psicóloga y con una dilatada experiencia profesional.
En dicha entrevista Olga define a una madre tóxica y dice:
• “Es aquella que establece con sus hijos una relación insana, basada en un vínculo patológico que obstaculiza el normal desarrollo psicoafectivo de sus hijos”.
¿Significa esto que no quieren a sus hijos?:
• “No siempre”.
“Pero cuando decimos que hay madres y padres que no quieren a sus hijos es porque esto sucede, aunque parezca que esto es imposible porque es anti natura”.
También esto sucede, porque efectivamente hay seres humanos que no tienen la capacidad de amar: “Decir que hay madres que no saben o no pueden amar a sus hijos es atentar contra lo más sagrado de prácticamente todas las sociedades, donde se venera a la figura de la madre y nadie lo cuestiona”. Y esta creencia: que esta sellada y marcada a fuego en la sociedad, y positiva generalmente, les puede conferir a estas mujeres tóxicas un poder casi absoluto, que en este caso sería negativo para los hijos.
La maternidad no es fácil, es un camino: arduo y complejo; una experiencia vital.
En este contexto no es difícil explicar que mujeres, que quizás han tenido ellas su propia crianza dañada, atrapada y marcada; también por esa negativa experiencia, reproduzcan la herida y establezcan con sus hijos relaciones que nada tienen que ver con el amor: incondicional, generoso y maduro, que un niño necesita para poder aprender a ser.
Existen varias versiones de madres tóxicas.
• Están las que se victimizan y lo usan como principal estrategia de manipulación.
Las ambivalentes que tratan a sus hijos en función de su estado de ánimo o interés.
Las abnegadas que hacen todo por ellos para después pasar unas facturas emocionales y vitales imposibles de pagar...
Se trata, explica Carmona, generalmente de mujeres amargadas, cuya vida no se parece en nada a lo que esperaban. Son mujeres infelices o desgraciadas, que usan de victimas a sus hijos, proyectando en ellos el foco de su insatisfacción.
Por lo tanto donde hay una madre tóxica podemos hablar de un sistema tóxico o enfermo y además altamente contagioso.
Los hijos serán rehenes atrapados, que crecerán dentro de este sistema. Allí se normalizará habitualmente lo anormal y ello hará que más tarde las causas de las heridas ocasionadas sean tan difíciles de detectar.
Al final, el legado que estos hijos heredarán será de:
• Inseguridad, baja autoestima, necesidad extrema de aprobación, auto exigencia extrema, patrones tóxicos, dificultades para establecer relaciones con profundidad emocional, sentimiento de insatisfacción y vacío vital.
La mayoría no saben por qué causa, pero no encuentran la razón de sus fracasos emocionales o vitales. Y explica la psicóloga:
• “Para un ser humano es muy difícil encajar esa falta de amor primario, ese desamparo, ese aprendizaje deformado de sentirse querido verdaderamente”.
Estas personas, estos hijos, en muchos de los casos resultan ser personas exitosas y competentes en lo profesional, porque han encontrado ahí una fuente de autoestima del que ellos tienen el control. Estos hijos:
• Construyen modelos de personalidad que ponen gran parte de energía en demostrar de lo que son capaces.
Han hecho suyo que tienen que demostrar que son dignos de ser queridos, pero no por quienes son, sino por lo que hacen.
Aprendieron, día a día, que: la atención, la caricia, la palabra amable; todo ello había que ganárselo, demostrando su valía.
Sin embargo, estos hijos, en lo personal van a la deriva, ellos:
• Flotan sin control, acumulando fracasos y vacíos para los que no hay respuesta.
La ausencia de un amor parental sano crea estructuras psíquicas desorganizadas que afectan a muchas áreas de la personalidad, por ejemplo:
• “Un estado crónico de avidez afectiva, un miedo patológico al abandono, ansiedad generalizada, percepción de no merecer ser querido, rabia e ira”.
Y también: “Depresión y consumo de alcohol y drogas...”
A esto hay que sumarle:
• “La incomprensión de los demás. La incomprensión de una sociedad indiferente dispuesta a mirar para otro lado”.
Por todo esto muchos de estos hijos llegan a dudar hasta de su propia salud mental, porque a años de maltrato emocional, hay que sumarle el silencio y la falta de apoyos.
Esta es una realidad tan desconocida y tan tapada: tan oculta en el corazón de cada familia, que la mayoría de los psicólogos que pasen por sus vidas no sabrán tratar, ni resolver.
Concluyendo: Siempre hay una cuota de libertad que nos permite tomar el control de nuestro presente y trabajar para el futuro. Pero no es posible hacerlo a ciegas, tapando o deformando el pasado, inventando el relato de nuestra historia a fin de hacerlo menos doloroso, justificando a quienes nos causaron una herida tan profunda.
Se requiere voluntad y mucha valentía, hablar de ello, traerlo a la conciencia tal y como fue y desde ese dolor, con paz, reconocer la orfandad de los padres que no tuvimos.
Como esquema, aquí podría quedar, aunque el tema es mucho más profundo si se quiere personificar y sacar conclusiones aplicables a cada caso, y para ello requiere además mucha más dedicación y mucho más espacio; pero este artículo solo pretende dar a conocer el hecho, su importancia y su gravedad, y como meta loable y entusiasta pretende: abrir una puerta a la esperanza, para aquellos que han tenido -o tienen- la desdicha de padecer esta lacra tan decepcionante para el que lo sufre. ¡Adelante! Dios siempre cura y explica los porqués.

RAFAEL GUTIÉRREZ AMARO | 27/12/2017
> Haz tu comentario
Haz click en el recuadro
Apodo Correo electrónico* Web
Acepto el aviso legal
  • Los comentarios reflejan las opiniones de los lectores, no de Diario de Ávila.
  • No se aceptarán comentarios que puedan ser considerados difamatorios, injuriantes o contrarios a las leyes españolas
  • No se aceptarán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo o que puedan interpretarse como un ataque hacia cualquier colectivo o minoría por su nacionalidad, el sexo, la religión, la edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
  • Los comentarios no podrán incluir amenazas, insultos, ni ataques personales a otros participantes.
  • Diario de Ávila se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario considerado fuera de tema.
#
Envíanos tu colaboración

Queremos que nos cuentes tu experiencia. Envíanosla y la publicaremos cuanto antes.

Despejado
29º 13º
Lluvia: 0%
Viento: 15 km/h
Vie 20.
Intervalos nubosos
26º 13º
Sáb 21.
Poco nuboso
27º 11º
Dom 22.
Poco nuboso
30º 14º
Icalnews
Tus fotos y noticias

Tus fotos y noticias

Mándanos las fotografías de tu asociación, grupo, colegios, equipo deportivo. También felicitaciones de cumpleaños, bodas o cualquier cosa que se te ocurra.

Opinan

Los lectores opinan

Tu opinión es importante. Mándanos tu carta, comentario o artículo de opinión para que aparezca publicado en la edición digital.

Foto denuncia

Foto denuncia

Queremos saber las cosas que te preocupan de nuestra ciudad. Envíanos tus fotos y además de una breve descripción, no olvides decirnos cuándo y dónde tomaste la fotografía.

Encuestas

Encuestas

Participa en todas nuestras encuestas de actualidad local y nacional.

Grupo Promecal
Diario de Ávila se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol