Diario de Ávila
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

23 de octubre de 2018

Que tiemble La Albuera

A.S.G. - lunes, 24 de septiembre de 2018
Que tiemble La Albuera
El Real Ávila llegará lanzado al "clásico" ante la Gimnástica Segoviana. Los encarnados no ganan en Segovia desde la 2008-09. Ilusión y prudencia a partes iguales en el Adolfo Suárez ante el arranque de curso

Quinta jornada y quinta victoria. Ya nada es por  casualidad. Este Real Ávila está dispuesto a todo, desde firmar su mejor arranque de temporada en los últimos años a romper con el ‘maleficio’ que en la última década le ha impedido ganar en La Albuera, siguiente examen y compromiso para los encarnados, que llegan lanzados al ‘clásico’ y con el cuchillo entre los dientes dispuestos a asaltar un campo que apetece. «Nos hace ilusión» se dice desde el vestuario encarnado. Pocas veces habrá llegado el duelo ante los segovianos con el equipo encarnado en un momento de forma y de fútbol como el actual.  
Hay ganas de ‘clásico’, de ponerse a prueba ante una Gimnástica Segoviana ahora a cuatro puntos de distancia pero con los argumentos suficientes –a todos los niveles– como para seguir viendo a los de Manuel González  como uno de los equipos llamados a pelear por el playoff y el campeonato a final de curso. No hay que confundir la ilusión con la imprudencia.Y no lo hacen en el Real Ávila, que aún recuerdan lo ocurrido el año pasado. Lo advertía Llorián tras el triunfo y el partido ante el Tordesillas. «Debemos aprender de lo que pasó el año pasado», cuando el equipo pasó de disfrutar del liderato a sufrir una dura penitencia.Nadie lo olvida, ni dentro ni fuera del club. Y aunque la memoria y la historia son tozudas, también lo es la realidad. Porque la sensación, mayor cada jornada, es que este equipo estará preparado para soportar un vendaval. Llegará, como llegará  la primera derrota. Siempre llega, a todos  y sin excepción, pero las sensaciones es que este equipo, de armazón grueso, tiene argumentos suficientes para volver a levantarse.   
Se respira ilusión y prudencia a partes iguales dentro del vestuario. Ambas siempre son importantes si se viven con equilibrio y con los pies en el suelo. «Esto son 38 jornadas».Y no viene mal recordarlo. Por ello huye el entrenador de las etiquetas, de los piropos. «Eso se lo dejamos a los demás, lo que necesitamos es dedicarnos a lo nuestro».
Y en esa labor no tienen dudas en el Adolfo Suárez en seguir mirando a la Arandina, inquebrantable. Los de Javier Álvarez de los Mozos siguen sumando en su particular calculadora. Los de El Montecillo, que golearon al Briviesca por 6-1, siguen a paso firme. Sólo le aguanta el Real Ávila, pero para Jonathan Prado en el camino no fallarán otros. «Hay otros equipos como el Zamora y la Segoviana siguen compitiendo para estar en lo más alto, aunque se hayan dejado puntos.Sin olvidar otros cinco equipos, entre los que nos incluimos, que estamos compitiendo bien».  

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Ávila se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD