Diario de Ávila
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Juan Carlos Terrón

"Cuando subía a donar sangre animaba a mis compañeros"

I.Camarero Jiménez - domingo, 2 de diciembre de 2018
"Cuando subía a donar sangre animaba a mis compañeros" - Foto: David Castro
Juan Carlos Terrón recogió hace unos días su galardón como donante del año, casi 100 extracciones de sangre avalan su dedicación a una causa que ha asumido como una rutina más en su vida y con la que mantendrá su compromiso mientras pueda

Juan Carlos Terrón (Ávila, 1954) emana serenidad y accede a esta entrevista sin pensárselo dos veces, todo sea por la causa y la causa es, si se puede, captar nuevos donantes de sangre para Ávila o cualquier otra provincia. Hace ya mucho tiempo y no recuerda si fue escuchando la radio, leyendo la prensa o en una conversación se enteró de que desde la Hermandad de Donantes necesitaban sangre y allí que fue, se hizo las pruebas, le dijeron el grupo (B+) y adelante con la misión. Era la primera vez y ya suma casi un  centenar de donaciones, algo que le ha valido convertirse en el donante del año de la XLI Asamblea General ordinaria que tuvo lugar hace menos de un mes en el Centro Nacional de Policía. Lo tiene interiorizado y lo cierto es que no le da ninguna importancia al  echo de poner su brazo y su vena para que alguien que lo necesite disponga de una bolsa de vida, pero ésa es la realidad. Todos somos susceptibles de enfermar, de tener un accidente y de, en un momento dado, necesitar una transfusión de sangre que si no fuera  por él y por muchos altruistas más no tendríamos. No ha sido su caso, ni siquiera el de su familia, nunca lo han necesitado pero él ha decidido estar ahí. Y es que la ciencia avanza pero en nuestro cuerpo está este elemento al que nada puede sustituir (aún) y por  eso se precisan cuantos más donantes mejor.

¿Qué es lo primero que le viene a la cabeza sobre Ávila?
Que es mi casa, mi vida, y estoy muy feliz viviendo aquí.
¿Qué es lo que más le gusta de Ávila?
Aparte de que es una ciudad preciosa, que se puede vivir en ella sin grandes agobios.
¿Y lo que menos?
Las dificultades que en algunas ocasiones se ponen a las personas para hacer las cosas mas cotidianas, como por ejemplo, las que se han encontrado los padres que llevan a sus hijos pequeños al Colegio Diocesano. Estoy de acuerdo en peatonalizar zonas, pero también hay que facilitar el acceso de los niños al colegio.
Un lugar en el que se perdería
No es para perderse, pero me encanta dar una vuelta por el Paseo del Rastro.
Un recuerdo de su infancia
Las tardes después del colegio jugando en la calle con mis amigos.
Un personaje abulense que le haya marcado.
Admiro a muchos por lo que han hecho, pero ninguno me ha marcado especialmente.
¿Cuál es el mayor cambio que necesita Ávila?
Creo que se debería hacer todo lo posible para que Ávila creciera un poco (mejores comunicaciones, atraer industrias, etc.), porque si no estamos abocados a una ciudad envejecida y dedicada casi exclusivamente al turismo.
¿Qué tiene que mantener?
La calidad de vida de la que disfrutamos y que en ocasiones no sabemos valorar.
¿Qué le parece la ciudad hoy en día?
Que es una ciudad magnífica para vivir si tienes la vida resuelta, pero estancada y sin perspectivas de futuro para los jóvenes.
¿Cómo ve la ciudad en el futuro?
Una ciudad en la que todo girará en torno al turismo y cada vez mas envejecida.
¿Qué puede aportar a la ciudad?
Yo, personalmente, poco puedo aportar. Pero si que creo, que los que tienen que tomar las decisiones políticas sobre el futuro de esta ciudad, las tomaran pensando en su desarrollo, en todos los aspectos, y no en su estancamiento.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Ávila se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD