Un joven salva de morir ahogado en el Adaja a un varón de 74

P.R. - jueves, 31 de enero de 2019
Un joven salva de morir ahogado en el Adaja a un varón de 74 - Foto: Belén González
David, el joven abulense de 34 años, no dudó en meterse en el río para llevar hasta la orilla el cuerpo del hombre

“Ví que salían burbujas al lado de su cabeza, por lo que pensé que estaba vivó e instintivamente me lancé al agua para sacarlo a la orilla”, son palabras del joven abulense de 34 años de nombre David, que en la mañana del pasado martes salvó de morir ahogado a un varón de 74 años. David a la hora en la que se produjeron estos hechos circulaba con su bicicleta por el carril bici que va paralelo al río Adaja. El hombre, que es vecino de un pueblo de Ávila y se trasladas diariamente a la capital por motivos de sanitarios, se encontraba desorientado y trató de cruzar el río por la zona que se encuentra detrás del Centro Ambiental de San Nicolás.

Los hechos sucedieron el pasado martes, pasadas las diez de la mañana. Al parecer una mujer sordomuda que paseaba con su perro por la zona, vio meterse en el agua al varón. Inmediatamente paró al joven que iba montando en bicicleta y por medio de señas le indicó la situación en la que estaba pasando un hombre que estaba en el agua y que llamara al 112. El joven ciclista, de nombre David, paró la bicicleta en la que se desplazaba en ese momento y se dispuso a ir al río, donde comprobó que había un cuerpo boca abajo flotando en el agua y que no se movía. Observó que después de esperar unos segundos comprobó que debajo al lado de su cabeza salía una burbuja, síntoma inequívoco de que se encontraba con vida. De forma institiva se metió en el agua y llegó hasta donde estaba el cuerpo del hombre, que arrastró hasta hasta la orilla. Llamaron después al teléfono de emergencias, que se puso en contacto con la Policía Local de Ávila. Una patrulla que se encontraba en las inmediaciones llegó de forma inmediata hasta el lugar y llevaron al hombre al interior del vehículo patrulla, para evitar entrara en hipotermia, puesto que las aguas del río Adaja bajan muy frías en estos días y la temperatura era baja a esa hora de la mañana. Los agentes, al comprobar que el varón no sufría ningún tipo de heridas, optaron por subirlo en el propio coche patrulla al hospital Nuestra Señora de Sonsoles, informaron fuentes de la Policía Local, consultadas por este periódico.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Ávila se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD