Sin repetir curso aunque se suspendan dos asignaturas

SPC - jueves, 10 de enero de 2019
Sin repetir curso aunque se suspendan dos asignaturas - Foto: Ismael Herrero
Celaá presenta una nueva Ley Educativa, de la que el PP pide la retirada inmediata, en la que cede a que las regiones con dos lenguas oficiales escojan un 45 por ciento de los contenidos

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, presidió ayer la Conferencia Sectorial de Educación, en la que presentó a los consejeros autonómicos del ramo su anteproyecto de reforma de la Ley Orgánica de Educación (LOE) y con la que pretende derogar, además, la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) aprobada en 2013 por el PP, que pide directamente su retirada.
La titular de la Cartera determinó que la nueva normativa en la que ha trabajado su equipo se centra en los principios clave de «reforzar la educación infantil, la tranversalidad de la coeducación y la personalización del aprendizaje». Así lo explicó Celaá, quien avanzó que con el trámite de ayer concluía el proceso de consultas.
La nueva Ley afectará a más de ocho millones de estudiantes, a 700.000 docentes y a 28.000 centros educativos de toda España y, según la ministra «es respetuosa con la Constitución y las competencias del Estado y las de las comunidades autónomas».
Como algunas de las novedades que plantea el nuevo texto, establece que un 55 por ciento de los contenidos y materias serán definidos por el Estado en las comunidades autónomas con dos lenguas oficiales y un 65 por ciento en las que solo tengan una lengua oficial.
Además, elimina los itinerarios de la ESO, refuerza la educación comprensiva en esta etapa y mejora la atención al alumnado con dificultades de aprendizaje.
El objetivo de la normativa educativa sería garantizar la obtención de un título único al final de la ESO, tanto para los alumnos que hayan cursado 3º y 4º de esta educación obligatoria a través de programas de mejora de oportunidades, como desde la Formación Profesional Básica. Asimismo, permite mayor flexibilidad en los estudios de Bachillerato, que seguirá siendo de dos años pero los estudiantes que hayan finalizado primero con más de dos asignaturas suspensas no tendrán que repetir el curso completo. Este punto pretende disminuir el índice de repetición al permitir que se pueda adoptar por todo el equipo docente la decisión de que el alumno pase de curso.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Diario de Ávila se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD